Residencias prime
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Residencias prime

COMPARTIR

···
menu-trigger

Residencias prime

06/02/2020

Mientras el negocio residencial de lujo se ajusta en la Ciudad de México (CDMX), otras metrópolis en el mundo robustecen su presencia en el competido mercado donde se transacciona generalmente sin financiamiento y se ofrecen distintas ventajas que favorecen la solidez del patrimonio de sus compradores.

Madrid en el denominado mercado de residencias prime no es la excepción. De acuerdo con un reporte anual que lidera la firma Knight Frank, la capital española ha logrado colocarse en los últimos 5 años en la batalla que guardan actualmente destinos de compra como Miami en Estados Unidos, Londres en Inglaterra y Berlín en Alemania, entre otros.

Una forma de entender las razones por las cuales existe un número creciente de compradores extranjeros, donde Venezuela y México ocupan las primeras posiciones, es que tras la última crisis hipotecaria, en Madrid reinició el ciclo de nuevas construcciones de vivienda media y registró la venta de 85 mil unidades residenciales, equivalente a un aumento de 61% respecto a lo que había en 2014.

Sin embargo, es en el denominado mercado prime que ronda propiedades valoradas al menos en 10 millones de pesos, con plusvalías que llegaron a rondar hace 5 años el 11%, es donde han volteado la mirada los más de 41 mil millonarios que están registrados por el Ministerio de Fomento español en el índice Global Data Wealth Insight.

Hasta hace 7 años, el mercado residencial prime de Madrid estaba dominado por compradores españoles, y la demanda de inversionistas de América Latina era reducida. Balanza que ha cambiado al grado que actualmente representen 35% de las compras prime en un mercado que incrementó sus valores 4.2% el año pasado.

Se prevé que este año, la participación de los latinos entre los compradores extranjeros, sea de 45%.

Esta tendencia cambió el último lustro. ¿Cómo entenderlo?

Es simple, según la firma Knight Frank (KF). Hasta el año pasado con un millón de euros se podían comprar 109m2 en Madrid, pero apenas 16 en Mónaco, 22 en Hong Kong ó 31 en Londres y Nueva York.

La manera en que se ha robustecido este mercado en corredores como el centro de Madrid, Las Rosas, Salamanca o Chamberí, nos recuerda lo que ha dejado el último ciclo inmobiliario en Santa Fe, Reforma, Lomas y Polanco.

Es en estos corredores madrileños que se ha logrado integrar el beneficio de la inversión pública en infraestructura, la accesibilidad, beneficios fiscales y nuevos productos inmobiliarios robustecidos, a pesar el impacto que están teniendo el incremento en el valor de los materiales de construcción y terrenos disponibles, así como el costo en la mano de obra.

Esta reflexión ayuda a entender cómo la CDMX podría consolidar corredores que continúen con la plusvalía que han alcanzado en el segmento residencial plus, o prime como lo cataloga la oficina de KF en Madrid, metrópolis en el mundo que siguen siendo un refugio para la inversión del sofisticado comprador global.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.