New normal en el workplace
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

New normal en el workplace

COMPARTIR

···
menu-trigger

New normal en el workplace

04/06/2020

Oficinas, parques industriales, centros logísticos, comercio y hotelería, son sólo algunos de los inmuebles que harán factible el regreso a la nueva normalidad, una vez que se retomen las actividades.

Si bien es incierta la fecha de llegada de la nueva normalidad, es un hecho que entre los tomadores de decisión están el cálculo financiero y la logística del regreso a las actividades cotidianas. No será igual, sin embargo, la prioridad en todos los casos será optimizar recursos, garantizar la seguridad del personal y redistribuir espacios, así como procesos de trabajo.

Por muchas razones, el mercado corporativo de la Ciudad de México (CDMX), aún en semáforo rojo, es el centro de las discusiones sobre lo que puede y debiera ser para inquilinos, desarrolladores y autoridades.

Lo es porque vendrán nuevos costos de sanitización y controles de acceso y tracking de los empleados, que se suman al habitual presupuesto destinado a limpieza y mantenimiento.

Por tanto, el valor que a partir de ahora deberán asumir las empresas con espacios corporativos también debiera considerar los servicios como luz, dado que habría en los primeros momentos una reducción de hasta 70% de los empleados.

El debate en estos días también se centra en la permanencia del home office, trabajo remoto o la tendencia Work From Home (WFH) alentado por el distanciamiento social, pero también por un inicial proceso de nuevas generaciones en las plantillas laborales como la generación millennial.

Si bien la experiencia en México en el regreso a la normalidad es incipiente, en otros mercados el regreso a los espacios de trabajo está generando diferencias importantes respecto a la relación laboral basada en esquemas flexibles, donde el WFH será una prioridad.

Una encuesta de la firma de arquitectura Gensler reveló que 70 por ciento de los entrevistados muestra una preferencia por las oficinas tradicionales, pero con un esquema flexible en el que parte de la jornada laboral se realice a distancia.

Todo esto representa una verdadera revolución para empleados, empresas, desarrolladores, administradores y otras áreas del mercado inmobiliario.

Se trata de nuevos parámetros donde tendencias como el workplace, ahora tendrán que fomentar una nueva estructura en la que los equipos de trabajo sean, lo que en el retail hoy se asume como la entrada obligada a la presencia omnicanal.

Gensler, Herman Miller e incluso EY (Ernst & Young), todos integrados a la iniciativa Centro de Conocimiento COVID19 (CCC19), saben que al menos los inmuebles corporativos apenas llegarán a un 50% de la ocupación tradicional. Esto con base en lo que ocurre ya en Asia y algunas ciudades de Europa.

Son cambios de paradigmas relevantes si se recuerda que después de la nómina, las oficinas son el segundo gasto fijo más importante para una empresa.

Por tanto, la definición hará factible determinar el escenario que rodea a los más de 6 millones de metros cuadrados de oficinas tipo A y A+ de inventario que existe en la CDMX. Por ejemplo, se necesitarán dimensionar los niveles de desocupación, ante las constantes negociaciones en que ya han entrado desarrolladores con sus por la inactividad del distanciamiento social.

Con la finalidad de favorecer las operaciones de sus más de 300 arrendatarios alojados en sus centros comerciales, Thor Urbana consolidó la plataforma de entrega Thor2GO a través de la cual estos acceden a un sistema de recolección y entregas a domicilio.

La idea es fortalecer la comercialización de productos y abrir un canal de ventas a sus inquilinos, servicio considerado en la denominada última milla y que sólo operaban firmas con el servicio de entrega a domicilio.

En la plataforma participan firmas de mensajería y la modalidad en el servicio pick up zone, en los distintos centros comerciales de la desarrolladora.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.