Brío corporativo de cara a 2020
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Brío corporativo de cara a 2020

COMPARTIR

···
menu-trigger

Brío corporativo de cara a 2020

22/01/2020

Era de esperarse. La recuperación en el último trimestre de cada año, históricamente ha equilibrado o creado una catapulta a los cierres de colocación de espacios de oficinas.

En particular, para la Ciudad de México (CDMX) criticada por sus altos niveles de disponibilidad, inventario nuevo que se suma al mercado y la duda de que la baja actividad económica no podría haber compensado mejor la demanda de espacios.

Este cierre echó por tierra esos argumentos. Finalmente el año cerró 2019 con un cuarto trimestre que al desplazar 198 mil 437 m2 de espacios de oficinas se convirtió en el mejor período del año.

Un análisis sobre el particular desarrollado por el área que dirige Juan Flores en Newmark Knight Frank (NKF) indica que el resultado se debe al cierre de 110 operaciones realizadas en el período.

En ese portafolio pueden contarse nuevos contratos de dos empresas de los ramos financiera y comercio electrónico. Sólo éstas tomaron espacio en Puerta Polanco 13 mil 885 m2 y 12 mil 748 m2.

Si bien son operaciones que guardan confidencialidad, es un hecho que a este edificio cuyo desarrollo está a cargo del equipo que lidera José Shabot ambos llegaron en un gran momento. Corrobora la visión con que éste joven empresario ha logrado adecuarse a los tiempos modernos que vive la acotada posibilidad de expansión inmobiliaria de la CDMX.

Se trata en uno de los casos, como ya se ha comentado en el medio, de American Express. En la operación intervinieron Newmark Knight Frank y CBRE.

Otro aspecto relevante del último trimestre es que la absorción neta se mantuvo en números positivos. La visión de NKF es que ayudó un menor ritmo de ingreso de edificios nuevos al registrar la entrada de 53 mil 135 m2 de superficie nueva al inventario y a los movimientos de desocupación que se dieron en Bosques, Polanco y Santa Fe.

Lo que también sigue llamando la atención es la estabilidad de precios, a pesar de haber acumulado 10 períodos de un acelerado crecimiento de inventario, mismo que se detuvo por la oleada de clausuras y suspensiones de obras al inicio de 2019. Incluso ese trimestre registró una caída en el precio promedio por metro cuadrado, que en ese lapso llegó a un promedio de $23.68 dólares.

En contra parte se ubican Insurgentes y Polanco, como los corredores con el mayor crecimiento con 6.5% más de inventario. En conjunto agregaron más de 245,000m2 de oficinas.

Estos números también hacen prever que la madurez del mercado vivirá atada a dos factores que podrían permanecer en 2020 y 2021: la continuidad de políticas restrictivas a nuevos desarrollos y la limitada recuperación económica que impide una mayor demanda y continuidad de contratos de arrendamiento.

Retoma capital market mexicano

Fue el pasado 15 de enero que el mercado de capitales mexicano, enfocado al mercado inmobiliario arrancó el año con la oferta que bajo el esquema de llamada de capital hizo Promecap.

Se trata de la emisión de Certificados Bursátiles Fiduciarios de Desarrollo (CKDes) con clave de cotización PMCAPCK20 a 10 años por un monto de 1,200 millones de pesos, colocados a través de Banco Invex. Como otros instrumentos del tipop, dejan abierta la posibilidad de nuevas emisiones.

Es sin duda, parte de los instrumentos enlistados en el mercado de capitales que están a la espera de condiciones ideales para salir, pero que evidencian el interés de la inversión en el mercado mexicano.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.