Claudia Olguín

Desafíos del desarrollo inmobiliario

Las empresas de la ADI, presididas por Jaime Fasja, invertirán 14 mil 500 mdd y crearán 250 mil fuentes de empleo en 2024, distribuidos en 166 proyectos.

Como cada año de los últimos 20, el encuentro de la mayor representatividad del desarrollo inmobiliario en México convocado por la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI) fue motivo de análisis y encuentros.

Esta vez en The Real Estate Show, la conversación cubrió distintos ángulos. Uno de ellos fue la serie de conversaciones con los candidatos de la contienda electoral local y presidencial de junio que expusieron planteamientos en torno al enorme reto de la construcción de vivienda, la necesidad de un nuevo plan de desarrollo urbano, los retos del desarrollo turístico ante la falta de promoción, las políticas pro nearshoring, la atención a la problemática del agua y energía eléctrica, así como la necesidad de agilizar los trámites para nuevos proyectos.

Algunos de los ángulos fueron más técnicos y otros más alineados a discursos que no definen el camino a seguir para una industria que ha desatado polémicas en la Ciudad de México (CDMX), pero que fue reconocida por los candidatos como indispensable para generar inversiones, desarrollo y fuentes de empleo.

Lo es porque las empresas que forman parte de la ADI, presidida por Jaime Fasja, invertirán 14 mil 500 millones de dólares y crearán 250 mil fuentes de empleo en 2024, distribuidos en 166 proyectos industriales, de turismo, oficinas, usos mixtos y vivienda.

Su efecto es representativo para mercados como la CDMX, donde se ha detenido el ritmo de desarrollo de nuevos proyectos, y pese a ello se destinarán 5 mil millones de dólares como señal del efecto que crea en la economía local la industria.

Pese la diversidad de giros en las nuevas inversiones, es un hecho el peso que ha tenido en el mercado industrial el nearshoring, el real estate con crecimientos de dos dígitos respecto a los retos que existen en materia de vivienda y un escenario cuesta arriba en oficinas.

En este sentido, Altagracia Gómez Sierra, asesora económica de la candidata Claudia Sheinmaum y presidenta de Promotora Empresarial de Occidente, destacó los beneficios que traerán proyectos como el Corredor Interoceánico en el desarrollo inmobiliario.

A su vez y desde el exterior, Joseph Sitt, presidente de Thor Equities, enfocó su visión en las oportunidades que existen para México a partir de la guerra comercial Estados Unidos – China, a partir de la ubicación geográfica, en especial en los segmentos de hospitalidad, logística y retail.

En el encuentro también se habló sobre la electromovilidad y la sustentabilidad, ambas piezas clave en la línea a seguir en las nuevas edificaciones.

COLUMNAS ANTERIORES

Certificaciones verdes inundan oficinas
Sustentabilidad avanza con tecnología

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.