Claudia Olguín

Guadalajara sostiene expansión

El fortalecimiento que vive Guadalajara en parques industriales es parte de la llegada de empresas tecnológicas.

La capital de Jalisco recibe nuevo impulso de empresas tecnológicas e impacta la actividad inmobiliaria en sus distintas áreas.

Este fortalecimiento que vive la zona metropolitana de Guadalajara en el segmento de parques industriales es parte de la llegada de empresas tecnológicas y la política pública Tech Hub Act que busca desarrollar talento especializado a las empresas que se establecen en la zona.

Esta inercia ha generado que el inventario clase A registrara un incremento anual de 12.6 por ciento, alcanzando los 4.65 millones de m2, de acuerdo con el reporte más reciente de CBRE México.

Esa previsión señala la incorporación de 521 mil m2 en 2023, equivalente a 76 por ciento de la nueva oferta ingresada en los primeros seis meses del año.

En contraparte, la absorción bruta de espacios industriales clase A en la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG) acumuló durante el 2023 más de 455 mil m2.

Un reporte de Newmark asegura que el efecto puede observarse en el incremento en precios de tierra y la disponibilidad de infraestructura también son determinantes en la construcción de nuevos proyectos especulativos.

En consecuencia, la absorción neta acumulada registrada en 2023, alcanzó más de 378 mil m2, con lo cual apenas superó con 14 mil 200 metros cuadrados lo registrado en 2022.

La dinámica entre oferta y demanda movió hacia el último trimestre del año 36 por ciento del total anual y según CBRE, se localizó en su mayoría en proyectos especulativos con superficies mayor a los 15 mil m2.

Esta dinámica alimentó una tendencia creciente del inventario que alcanzó 4.65 millones de m2, con un incremento anual del 12.6 por ciento respecto al 2022, por tanto ingresaron 62 mil m2, es decir, 33 por ciento más de superficie rentable a la del mismo periodo del 2022, cuando salieron al mercado 47 mil m2. Los nuevos metros ingresaron en el submercado de El Salto y fueron rentados en su totalidad al cierre del trimestre.

Esta dinámica revela el peso de los corredores El Salto, que concentra 49 por ciento de superficie vacante con 43 mil m2 y Zapopan norte, con 34 mil m2, distribuidos en proyectos con superficies que van desde mil 200 m2 hasta 12 mil m2.

Caso distinto son Acatlán y Periférico Sur, que mantienen su disponibilidad en un solo proyecto cada uno.

Pese a lo anterior, es relevante destacar que el movimiento generado por el nicho electrónico, también es apuntalado por otras industrias como la electromovilidad que ejerce un peso importante en el corredor El Salto, donde empresas como Foxconn alientan la construcción de al menos ocho nuevos proyectos industriales y logísticos.

El camino por delante para el también denominado Silicon Valley mexicano es positivo dado que oferta, demanda, construcciones y precios mantienen su ritmo ascendente.

COLUMNAS ANTERIORES

Monterrey, más allá de Tesla
Oficinas desafían 2024

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.