Agilidad estratégica
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Agilidad estratégica

COMPARTIR

···
menu-trigger

Agilidad estratégica

09/03/2018
Actualización 09/03/2018 - 0:11

Siempre me ha impresionado la habilidad de algunos “gurús” del management para crear modas (que a veces se vuelven tendencias) y bautizarlas con nombres que, sinceramente, están muy bien escogidos (le mot juste, dirían en francés, es decir “la palabra adecuada”) ¿Ejemplos? Reingeniería, suena que vamos a desarmar y con esas piezas que quedan, y añadiendo algunas, reconstruiremos, muy adecuado ¿verdad? O que tal “Big Data” suena como a “datos enormes” lo han tratado de traducir como “Datos masivos” o “Datos a gran escala” y el concepto hace referencia a datos tan grandes que las aplicaciones informáticas tradicionales no son suficientes para tratar con ellos o “Cloud computing” (simplemente “la nube”) hace referencia a que los datos están como flotando, cerca de nosotros (pero son accesibles).

Ahora viene otro concepto que me parece muy interesante “Agilidad estratégica” Ágil, (según la RAE) es un adjetivo y significa que un movimiento es hábil y rápido, o que se desarrolla con rapidez.

La agilidad estratégica es la capacidad que desarrolla y practica una empresa que le permite flexibilizar sus gestiones y estructuras. Le sirve para enfrentar situaciones y aprovechar y captar oportunidades para obtener crecimiento y ganancias. Incluye: flexibilidad, creatividad, innovación y velocidad en la firma. Ese paradigma estimula a las compañías a responder de forma rápida y adecuada (ágil) al entorno. A diferencia de otros procesos, busca mejorar el desempeño y la competitividad del talento humano.

Algunas características de la agilidad estratégica:

• Hablar de agilidad es hablar de adaptarse rápido a los cambios. Con flexibilidad para modificar los procesos. Y con una buena visión para detectar tendencias (y teniendo creatividad para desarrollar nuevas tendencias).

• Se caracteriza por una disposición constante a hacer frente a las eventualidades (Siempre Listos, como dice el lema Scout).

• Las circunstancias inesperadas se toman como oportunidades para aprendizaje y desarrollo en la empresa.

• Se aceleran la gran mayoría de los procesos de la empresa. Practicidad, eficacia y simplicidad son las cualidades que se buscan ahora para la empresa.

• Como resultado provocado de lo anterior se crean nuevas ventajas competitivas. Se trata de “diferenciadores” que constantemente se renuevan cuando sea necesario. Se trata de una forma de actualización para las empresas, pues se tiene muy claro que la diferenciación en los mercados actuales es muy cambiante y por lo tanto volátil.

• Y cuando son tiempos de crisis esta agilidad favorece (facilita incluso) la transición a nuevos modelos de negocios o a ampliar la oferta. Es decir, hay un rediseño de la estrategia de la empresa cada vez que sea necesario.

• Provoca que las empresas estén muy conscientes de su entorno empresarial. Asimismo, motiva a todo el equipo de trabajo a enfrentar exitosamente los cambios de paradigma. Pues pone al equipo de trabajo más atento a lo que rodea a las organizaciones para percibir rápido los cambios y tomar ventaja de ellos proactivamente.

• Expande de manera natural la visión de los negocios. Ya no existe un límite de metas u objetivos. Es decir, al estar muy conscientes de los cambios en el entorno, se redimensiona con agilidad lo que se busca alcanzar con el fin de conseguir más y mejores resultados.

• Vuelve a las empresas en negocios dinámicos, pues siempre habrá un impulso o aliciente para mejorar y crecer. Y ya se verá si se tienen, o se desarrollan las capacidades para lograrlo .

• Combina experiencia e innovación. Las considera piezas fundamentales para estar a la vanguardia en el mercado.

• Se caracteriza también por tomar iniciativas y por procesos rápidos de toma de decisiones.

• Los equipos de trabajo con altamente participativos. Muy motivados por lograr objetivos comunes privilegiando el trabajo colaborativo. Todas las unidades o departamentos se apoyan entre sí. (Esto es muy importante..., y muy difícil de lograr).

• El liderazgo tiene que motivar la obtención de logros de manera efectiva (y eficaz), se trata de un liderazgo incluyente que facilite conexión con todas las partes

• Hay apertura a la movilidad de recursos humanos y materiales, se evita el burocratismo, sin caer en el caos o la anarquía.

• Esta flexibilidad y capacidad de adaptación (agilidad) permiten a las empresas llegar incluso a “controlar” su entorno, y también les permite tener la capacidad de prepararse para un futuro incierto, e incluso poder garantizar cierta estabilidad frente a crisis que, si no contáramos con flexibilidad y adaptación, podrían afectar negativamente a la empresa.

Resumiendo diremos que este concepto (agilidad estratégica) se parece a las ideas de Darwin; los seres que sobreviven no son los mas grandes, numerosos, fuertes o hasta inteligentes, no; sobreviven los que se saben adaptar a los cambios en el entorno.

Se trata de un buen concepto, cuya utilidad obviamente no está en la comprensión del mismo, No el concepto y lo que implica nos son útiles por la reflexión que nos provocan, reflexión importante y valiosa para enfrentar al futuro y al entorno.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.