Seminario de perspectivas económicas 2020 en el ITAM
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Seminario de perspectivas económicas 2020 en el ITAM

COMPARTIR

···
menu-trigger

Seminario de perspectivas económicas 2020 en el ITAM

14/01/2020

Una práctica frecuente y sana que hacen las empresas y los gobiernos, e incluso las familias y las personas es planear y presupuestar para el año que inicia. Esto facilita la correcta toma de decisiones, como pueden ser la contratación o despido de personal, el incremento en los sueldos y salarios que pagará o cambios en sus distintos gastos así como sus planes de inversión, de vacaciones y miles de decisiones más.

En un escenario estable, y por lo mismo más predecible, muchas de estas decisiones se facilitan; pero esto no es así en el actual entorno que enfrenta la economía mexicana. Por un lado está el entorno externo en donde la llamada “guerra comercial” entre los Estados Unidos y China y otras naciones europeas están ya teniendo un costo en términos de desaceleración económica global.

Por el lado del entorno interno, el cambio en la administración pública ha impactado tanto por el proceso de aprendizaje de los entrantes funcionarios públicos, que se ha manifestado en una importante caída en el gasto público así como por el desconocimiento del resto de la sociedad del “nuevo estilo de gobernar”.

Esto ocasionó una inesperada e importante reducción en el crecimiento económico del país. Por lo mismo existe una real preocupación sobre si esto es un ajuste transitorio para después regresar al crecimiento económico, como ha sucedido en otros sexenios; o si es el inicio de mayor ajuste en el curso del presente año. De esta definición dependen millones de decisiones que las empresas tienen que tomar próximamente.

De aquí la importancia que tiene el tradicional Seminario de Perspectivas Económicas que organizan el ITAM y los exalumnos de esta universidad cada inicio de año, el cual me ha tocado coordinar durante 27 años consecutivos. Uno de los principales objetivos del mismo es que conferencistas, que sean preferentemente exalumnos o catedráticos destacados de la misma, expongan sus visiones de como avizoran el entorno económico en el nuevo año.

La primera conferencia correspondió a Alejandro Díaz de León, gobernador del Banco de México, en donde mostró como la economía global está en un proceso de desaceleración con gráficas muy detalladas. Enfatizó que esto ha continuado a pesar de que las tensiones comerciales han disminuido, pero las geopolíticas se han incrementado. A pesar de lo anterior opina que la economía mexicana podría iniciar su recuperación en el primer trimestre de este año.

Por su parte, Alejandro Werner, director del departamento del Hemisferio Occidental, del Fondo Monetario Internacional, coincidió con la opinión de la desaceleración económica global, sobre todo en Latinoamérica. Presentó con más detalles lo que sucede en varios países de la región, como Brasil, Argentina y por supuesto México. Al final mostró la fuerte contracción de la economía venezolana en los pasados años.

Especialmente relevante fue la presentación de Jesús Seade Kuri, subsecretario de Relaciones Exteriores y actual responsable de la negociación de T-MEC, al presentar detalles de este acuerdo comercial con los Estados Unidos y Canadá.

Posteriormente hubo expositores que trataron la compleja Reforma Fiscal y distintos detalles de la Reforma Laboral, así como conferencistas que mencionaron las importantes dificultades para que se logren los objetivos económicos que pretende el gobierno.

Para finalizar el Dr. Angel Gurría, actual Secretario General de la OCDE, organismo que agrupa a las naciones más ricas del mundo en donde se incluye a México, indicó que el panorama se ve muy complicado por cuatro razones: 1) Deterioro económico, 2) Tensiones comerciales, 3) Incertidumbre, 4) Riesgos importantes, como el Brexit y otros. Por lo mismo felicita al gobierno de México por implementar una política macroeconómica sólida, una política fiscal prudente y mantener una deuda pública a nivel constante.

Sin embargo enfatizó que el dinamismo económico y la creación de empleos dependen de la confianza, la cual es la madre de la inversión y la inversión es el motor del crecimiento. La confianza en todo el mundo se construye con estabilidad política y económica, sustentadas en alta calidad técnica, en competencias y destrezas de excelencia.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.