Se desploma la economía nacional
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Se desploma la economía nacional

COMPARTIR

···
menu-trigger

Se desploma la economía nacional

24/03/2020

La economía mexicana tuvo una contracción de 0.5 por ciento en el cuarto trimestre de 2019, en comparación con mismo periodo del año anterior. Con este dato se acumularon tres trimestres consecutivos con datos anuales negativos, al registrarse una caída de 0.9 por ciento en el segundo trimestre del año pasado y de 0.3 por ciento en el tercer trimestre. En todo el año pasado, la caída promedio en el PIB fue de sólo 0.1 por ciento, debido al dato positivo del primer trimestre.

Inicialmente se pronosticaba un dato positivo de crecimiento del PIB en México para todo el presente año, principalmente por razones estadísticas. Sin embargo, esto no será posible por el fuerte golpe que está teniendo el coronavirus en la economía global y que tendrá en la economía nacional en los siguientes trimestres.

El impacto de este virus en la economía global se debe a que todavía no existe una vacuna que evite su propagación, al hecho de que es altamente contagioso, a que la gran mayoría de los sistemas de salud no tienen la capacidad para atender al gran número de personas que se enferman (lo cual es principalmente grave en nuestro país) y a que en ciertas condiciones puede ser mortal para un porcentaje importante de enfermos.

Por ejemplo, mientras que en Alemania solo ha ocasionado la muerte para el 0.4 por ciento de las personas que han adquirido el virus, en España este porcentaje se eleva a 6.2 por ciento de los enfermos y en Italia sube hasta 9.3 por ciento de quienes contraen el coronavirus, porcentaje que sigue incrementándose. Para el caso de este último país han muerto, hasta la semana pasada, casi mil personas, lo que representa 90.9 personas por cada millón de habitantes que tiene esa nación.

Alemania ha sido más exitosa en esta batalla que otras naciones, por varias razones, entre las cuales están el seguir una gran campaña de análisis generalizado entre la población y así identificar a quienes han adquirido este virus. Esto les ha permitido atenderlos y evitar que contagien a otras personas. En otros países no se ha seguido este proceso, lo cual ha propiciado que se generalice el contagio entre un mayor número de personas. Un caso destacado en este sentido ha sido el de Estados Unidos, en donde inicialmente era muy costoso realizar el análisis para saber si las personas tenían el virus y con frecuencia no estaba contemplado en los seguros médicos de las personas; situación que ha ido cambiando en las últimas semanas. Una situación parecida se tiene todavía en México y otros países latinoamericanos.

Cada país sigue sus propias estrategias para superar la crisis producida por la enfermedad en sus sistemas de salud, así como enfrentar el problema de su impacto en sus economías. Esta resulta de que la población deja de trabajar debido al riesgo de contraer la enfermedad, así como por la caída en la demanda total de bienes y servicios.

Es difícil cuantificar el impacto final que esta enfermedad puede tener en la economía nacional, pero se le puede comparar con lo ocurrido en México en abril de 2009, durante la crisis médica provocada por el virus H1N1. Hay que recordar que la crisis financiera global se inició a raíz de la quiebra de Lehman Brothers, uno de los grupos financieros más grande en el mundo, en el mes de septiembre de 2008. Al año siguiente apareció la enfermedad provocada por este virus en nuestro país, lo cual produjo una fuerte contracción en la economía nacional, la cual en algunos meses se redujo a un porcentaje de hasta -10 por ciento. Sin embargo, la fuerte reactivación que se tuvo en la economía internacional, junto con una serie de importantes campañas médicas y de prevención permitieron que la economía nacional se recuperara en un par de trimestres.

En el actual caso, es muy probable que la recuperación de la economía internacional sea más tardada, debido a que la economía norteamericana no podrá crecer de manera significativa en los siguientes trimestres. Además, el impacto del coronavirus será mayor en México que en el caso de la década pasada, debido al retraso en las campañas preventivas y a la reducción en los recursos públicos canalizados al sector salud. En este escenario el comportamiento de la inversión privada será fundamental para lograr la reactivación de la economía nacional.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.