Recomendaciones de la OCDE para los distintos países
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Recomendaciones de la OCDE para los distintos países

COMPARTIR

···
menu-trigger

Recomendaciones de la OCDE para los distintos países

07/05/2019

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) elabora cientos de estudios anuales sobre las economías de los distintos países, así como de los grandes retos globales, como son el calentamiento global, la contaminación y la salud, mismos que se distribuyen en todo el mundo. Su objetivo es elevar el desarrollo económico y el bienestar de los habitantes de las distintas naciones.

Esta institución tiene 34 países miembros, entre los que se encuentran México, y adicionalmente cuenta con otros cinco países socios que en conjunto representan el 80 por ciento del comercio y la inversión mundial. Se caracteriza por contar con naciones de gobiernos de distintos perfiles políticos, pero que los une el objetivo de lograr elevar su desarrollo. Por lo mismo, la OCDE es una de las principales instituciones con mayor prestigio en el mundo.

Sus características únicas derivan de su origen tan especial. Europa se encontraba destrozada al final de la Segunda Guerra Mundial, con la población disminuida y sin recursos, pero se tenía el objetivo de evitar los errores del final de la Primera Guerra. Para lograrlo se creó la Organización para la Cooperación Económica Europea (OCEE), responsable de operar el Plan Marshall, mismo que fue muy exitoso en lograr que los distintos países regresaran a la senda del crecimiento. Posteriormente se incorporaron a esta institución los Estados Unidos y Canadá, creando la OCDE en 1960. En los siguientes años se siguieron incorporando distintos países, incluso de otros continentes, como es el caso de Japón y México.

Destaca que este es un foro en donde los distintos gobiernos se reúnen de manera periódica para identificar problemas, analizarlos, aprender de las experiencias de los demás y así poder promover políticas para resolverlos. Además cuenta con centenares de estudiosos en distintos campos que apoyan a quienes así lo soliciten y crean trabajos y estadísticas que sirven de base para los distintos gobernantes. Resalta que los países fundadores han triplicado sus ingresos nacionales en este periodo y la humanidad ha tenido uno de sus periodos más largos de paz y desarrollo en su historia.

En días pasados estuvo en nuestro país su secretario general, que es de origen mexicano, Ángel Gurría, quien ocupa esta relevante posición desde 2006. Él ha sido galardonado por sus aportaciones en más de 25 países y vino para presentar el Estudio sobre la Economía Mexicana y otro estudio sobre los retos del medio ambiente global. En general su enfoque respecto a nuestro país es más optimista que la de otras instituciones, ya que estima un crecimiento del 1.6 por ciento para este año y del 2.0 por ciento para el 2020, con una inflación de 3.8 por ciento y de 3.6 por ciento respectivamente.

Entre sus distintas recomendaciones están la mayoría de las que está siguiendo el actual gobierno como son mantener la prudencia fiscal y la relación de deuda contra PIB estable; proseguir la actual política monetaria para seguir reduciendo la inflación; avanzar con los distintos programas sociales reduciendo duplicidad de padrones; seguir con los sistemas nacionales y locales anticorrupción y otras más. Entre las que no está llevando a cabo la actual administración destacan la necesidad de una reforma fiscal en el mediano plazo; establecer un Consejo Fiscal; modificar los incentivos para reducir la informalidad e incrementar gradualmente los impuestos al carbón para reducir la emisión de bióxido de carbono y así cumplir con las metas de emisión de contaminantes.

Muchos países han logrado importantes beneficios en las pasadas décadas siguiendo los lineamientos de esta importante institución, por lo que sería conveniente que los tomáramos en cuenta.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.