Primeros 100 días: se mantiene el peso, cae inversión e inflación
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Primeros 100 días: se mantiene el peso, cae inversión e inflación

COMPARTIR

···
menu-trigger

Primeros 100 días: se mantiene el peso, cae inversión e inflación

12/03/2019
Actualización 12/03/2019 - 12:23

Se cumplen los primeros 100 días del nuevo gobierno y se tienen varias señales que parecen contradictorias. Aunque la situación económica actual no es tan favorable como esperaban sus partidarios; tampoco tan negativa como temían sus detractores.

Por un lado, no se han cumplido las esperanzas que tenían los seguidores del presidente entrante de que se reduciría la corrupción, la inseguridad y la delincuencia, habría más empleos y los salarios reales subirían de manera importante. Pero por otro lado, tampoco se ha presentado una salida importante de capitales por las decisiones que ha tomado el nuevo gobierno, como fue la cancelación del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México.

Destacan en la actualidad dos importantes aspectos económicos positivos relacionados entre sí, que son la actual estabilidad del tipo de cambio y la reducción en la tasa de inflación.

Hay que recordar que el peso mexicano se debilitó de manera importante con el triunfo electoral de Trump para la presidencia y su posterior solicitud para renegociar el Tratado de Libre Comercio con México y Canadá. Esta situación de debilidad de la moneda mexicana se mantuvo después de las elecciones presidenciales en México. Sin embargo, la culminación de la renegociación del Tratado de Libre Comercio entre los tres países de Norteamérica, la promesa del nuevo gobierno mexicano de mantener el equilibrio fiscal y de respetar la autonomía del Banco Central se han traducido en un fortalecimiento del peso mexicano. Así, el dólar se cotizaba casi en 21 pesos al inicio de diciembre y está alrededor de 19.50 pesos en la actualidad.

Por su parte la inflación, medida por medio del Índice Nacional de Precios al Consumidor, se situaba cercana a 7 por ciento anual en el verano de 2017 y ha pasado a situarse debajo del 4 por ciento el mes pasado.

Aunque el entorno internacional ha respaldado, en parte, el mejoramiento del tipo de cambio, esto es principalmente resultado de las decisiones tomadas dentro del país. Dos han sido los factores que han apoyado la menor inflación y la estabilidad del peso mexicano:

1. El importante incremento de las tasas de interés llevada a cabo por el Banco de México en los pasados meses. Esta decisión encarece la salida de capitales del país, ya que la venta de instrumentos financieros de largo plazo impone costos y pérdidas financieras a quienes lo realicen. Por lo mismo diversos inversionistas están a la espera de mayor información antes de tomar decisiones que les ocasionarían perdidas en sus posiciones.

2. La actual desaceleración económica y la caída en la inversión. La menor actividad se ha reflejado en menores ventas, por lo cual las empresas y los comercios no incrementan sus precios, ya que esto se reflejaría en una mayor contracción en sus ventas. La posposición en el gasto público, la reducción en los sueldos de los funcionarios públicos y la menor inversión tanto del sector público, pero sobre todo en el privado se ha reflejado en menores ventas. Por ejemplo, la inversión total cayó en 6.4 por ciento en diciembre de 2018 con respecto al mismo mes del año anterior; por su parte la inversión en maquinaria y equipo lo hizo en 9.4 por ciento y la venta interna de vehículos ligeros se redujo en 5.5 por ciento anual en febrero pasado.

Esta situación puede ser temporal y las decisiones que se tomen en los siguientes meses pueden determinar si se mantiene la desaceleración económica o se recupera la actividad económica.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.