Preocupaciones de los inversionistas respecto a México
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Preocupaciones de los inversionistas respecto a México

COMPARTIR

···
menu-trigger

Preocupaciones de los inversionistas respecto a México

16/07/2019
Actualización 16/07/2019 - 11:00

La economía en cualquier parte del mundo requiere de cuatro factores para crecer, que son 1) los recursos naturales o lo que antes se definía como tierra; 2) el trabajo, que algunos dividen en sin capacitación y con capacitación o capital humano; 3) el capital o ahorro acumulado y 4) la capacidad empresarial u organizativa.

Nuestro país es abundante en los dos primeros factores, es decir tenemos gran cantidad de recursos naturales, así como de personas que pueden y quieren trabajar; pero tenemos escasez de los dos restantes, es decir de capital y de personas que puedan poner a trabajar de manera productiva los restantes factores. Es un error pensar que solo con personas de buena voluntad y recursos naturales se puede elevar el nivel de vida de la población, como parece ser el actual consenso en algunos sectores. Se requiere de inversionistas nacionales y extranjeros que puedan organizar a los factores de la producción para elevar el nivel de vida de nuestro país.

Hay una gran cantidad de naciones que tienen abundancia de recursos naturales y de población, tanto en Latinoamérica como en Asia y en África, pero en las cuales sus habitantes tiene preocupantes niveles de pobreza. En cambio existen algunas que son escasas en recursos naturales, pero que gozan de elevados niveles de bienestar para su población como son Japón, Holanda, Suiza y Singapur.

Para que México logre crecer a un mayor ritmo y eleve los niveles de ingreso de su población es indispensable que incremente la cantidad de nuevo capital en la economía, es decir que se eleve la inversión; así como tener una mayor cantidad de empresas y empresarios creando empleos y aprovechando los recursos de que se dispone en el territorio nacional. Sin embargo, para que esto suceda se requiere que el entorno presente, pero sobre todo el futuro, sea predecible. Esto significa que las reglas con las que opera el país sean estables.

Hay que enfatizar que la inversión tarda varios años para recuperarse, así que cambios inesperados en las reglas con las que opera la economía dificultan o imposibilitan la recuperación de la misma.

En el momento actual se tienen diversas preocupaciones válidas que impiden que se incrementen las inversiones en el país, lo cual reduce la actividad económica e incluso pueden provocar una recesión en el corto plazo, como son:

1) Dudas sobre la posibilidad de que siga bajando la inflación o pueda volverse a elevar como sucedió en los últimos años. De aquí la importancia de que se mantenga la autonomía del Banco de México

2) Las tasas de interés seguirán elevadas o es posible que se puedan reducir, bajando así el costo del capital.

3) Es posible que se tenga una fuerte devaluación del tipo de cambio en el corto o mediano plazos.

4) Bajará la calificación de la deuda del gobierno, lo cual impactará en menor financiamiento para las empresas privadas, así como mayores tasas de interés.

5) Habrá nuevos impuestos, y de qué tipo serían, para financiar los nuevos programas sociales que está llevando al cambio el gobierno

6) El gobierno respetará los contratos firmados con las empresas o pretenden renegociarlos, lo cual eleva el riesgo para todas las inversiones.

7) Entrará en vigor el T-MEC con Estados Unidos y Canadá en fecha próxima o es posible que se posponga.

8) Se seguirán cancelando las autorizaciones de las diversas obras de construcción en el país, por las revisiones que está haciendo el gobierno.

9) Seguirá la autonomía de la Suprema Corte y se mantendrá el respeto al Estado de derecho.

10) Cambiarán las reglas de operación y las concesiones para las distintas empresas en el país, etcétera.

Para que continúe la inversión en el país se requiere que las empresas tengan cierta certidumbre sobre el entorno en que operan. De manera contraría la misma se seguirá contrayendo, reduciendo así el crecimiento económico y la creación de empleos.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.