menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Mejoran las expectativas económicas globales

COMPARTIR

···
menu-trigger

Mejoran las expectativas económicas globales

10/11/2020
Actualización 10/11/2020 - 15:13

El autor es economista.

En los pasados días se dieron dos noticias que mejoran de manera notable las expectativas económicas globales, las cuales bien manejadas podrían tener un impacto positivo en México: 1) El anuncio de la compañía farmacéutica Pfizer de que su vacuna fue efectiva para prevenir la infección por Covid-19, por lo que presentará solicitud para su uso en los Estados Unidos; 2°) la elección de Biden a la presidencia de Estados Unidos, lo cual ha sido muy festejado en diferentes parte del mundo, así como organismos multilaterales, que se sienten descuidados por las diversas políticas de Trump. Como resultado de lo anterior se tuvieron fuertes incrementos en las bolsas de valores, en el volumen de operaciones de bonos y en los distintos mercados de divisas.

La vacuna contra el virus es seguramente la primera de varias más que aparecerán en el mediano plazo y marca el inicio a la 'normalidad económica'. Aunque la misma todavía tardará varios meses más en estar disponible en la mayoría de los países, la noticia propicia la toma de diversas decisiones que impactan de manera positiva en la actividad económica, en el consumo y en el comercio internacional.

Por otro lado, el triunfo de Biden ha generado optimismo en distintos países porque se considera que ahora presidirá la economía más grande del mundo un político más institucional y predecible. Además se considera que paulatinamente se reestablecerán los apoyos a diversos organismos mundiales como la Organización Mundial de la Salud, la Corte Penal Internacional, el Tratado de Fuerzas Nucleares, el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica, el Acuerdo de París contra el Cambio Climático, la UNESCO, el Consejo de Derechos Humanos de las ONU y muchos otros más en los cuales Trump decidió retirarse. Muchos de estos se crearon después de la Segunda Guerra Mundial con el objetivo de crear condiciones que reestablecieran el desarrollo económico en el mundo, para así reducir tensiones políticas y sociales lo que evitaría una nueva conflagración mundial.

Indudablemente la nueva administración gubernamental en Estados Unidos dará mucho más importancia a la lucha en contra del Covid-19 que la anterior, apoyando la investigación y los servicios médicos para la población. Adicionalmente se espera que promueva el incremento de los salarios mínimos a los trabajadores norteamericanos y persiga una reducción en el desequilibrio fiscal, todo lo cual requerirá mayores recursos fiscales, por lo que será inevitable incrementar diversos impuestos.

Debido a que el nuevo presidente logró el apoyo en su campaña política de muy diversos sectores, en los siguientes meses tratará de cumplir los distintos compromisos que adquirió a lo largo de la misma. Sin embargo, esto será difícil porque deberá de llegar a diversos acuerdos con el Congreso, que estará muy dividido entre los dos partidos políticos y por la presión que Trump seguramente hará de manera permanente.

Aunque en general el Partido Demócrata tiende a ser contrario al libre comercio internacional, con el objetivo de apoyar a los trabajadores norteamericanos, en la práctica hay varios casos en donde ha seguido políticas para fomentar el comercio con nuestro país, como lo demostró Clinton con el TLCAN. En la actualidad se abre una gran oportunidad para México debido a la situación conflictiva con China, por lo cual será frecuente que diversas compañías analizarán la posibilidad de invertir en nuestro país, para exportar hacia nuestro vecino país del norte. Por otro lado, es indudable que habrá presión hacia nuestro país para que se cumplan los acuerdos del TMEC en materia laboral.

Los principales problemas que tiene México para beneficiarse de este nuevo entorno positivo internacional son la fuerte caída en la inversión de los pasados dos años, la reducción en el consumo interno y la todavía elevada inflación, que impide que se puedan reducir las tasas de interés, para hacerlas competitivas respecto a las internacionales. Los datos más recientes de la inflación en México muestran que se mantiene por arriba del 4 por ciento, con ligera tendencia creciente; mientras que la tasa de interés objetivo que tiene el Banco de México es inferior a este porcentaje, una vez descontando el impuesto que cobra el gobierno a los ahorradores. Esto significa que para el consumidor habrá una pérdida efectiva por ahorrar.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.