menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

La mayor deuda pública perjudica el crecimiento

COMPARTIR

···
menu-trigger

La mayor deuda pública perjudica el crecimiento

24/11/2020
Actualización 24/11/2020 - 12:49

El autor es economista .

ACAPULCO, Guerrero.- Este puerto, al igual que la gran mayoría de los centros turísticos, ha sido fuertemente perjudicado por el Covid-19. Esto es especialmente grave para aquellos países en donde el turismo representa una parte importante de su PIB, como son los casos de España, Francia y México. El sector del turismo en México llegó a representar 9.0 por ciento del PIB, pero está cayendo el 47 por ciento en el presente año.

Para enfrentar la actual recesión es frecuente escuchar que el gobierno debe incrementar su gasto y el déficit fiscal; lo cual es correcto en la medida en que exista un efecto positivo en la inversión, sobre todo en la productiva y en la privada, así como que la deuda pública se mantenga sin provocar un desequilibrio macroeconómico. Incrementos en el gasto público que no sean productivos, es decir desperdicio de recursos, y que se financien con elevados impuestos tendrán el efecto contrario, es decir agravarán la recesión dentro del país.

Por otro lado, si el gasto público se financia con una mayor deuda pública habrá un impacto negativo en la inversión privada que se transmite por varios canales: 1) La mayor deuda pública eleva las tasas de interés para los proyectos de los inversionistas privados, haciendo muchos de ellos inviables en el mediano y largo plazos; 2) los montos prestables disponibles no son infinitos, por lo que la deuda pública reducirá la cantidad que los bancos pueden prestar a los particulares.

Un aspecto fundamental que los grandes inversionistas privados toman en cuenta para sus decisiones es el monto y crecimiento de la deuda en los distintos países, en comparación con sus economías y su propio crecimiento económico. Esto se debe a que una mayor deuda pública significa que su servicio se elevará en los siguientes años. Esto reducirá el monto de recursos que los gobiernos pueden canalizar a su gasto corriente y a proporcionar los diversos servicios que requiere su población. En países con elevada deuda, suben las tasas de interés y los gobiernos proporcionan deficientes servicios públicos como son la impartición de justicia y seguridad pública, el abastecimiento de agua potable y alumbrado, asistencia médica y educación deficiente, etcétera. En este entorno es inevitable que eventualmente se eleven los impuestos para las empresas y los consumidores, lo que reducirá la rentabilidad de los proyectos y el poder de compra de los consumidores.

De continuar el desequilibrio fiscal y el crecimiento de la deuda, se tendrán mayores presiones para que los bancos centrales financien a los gobiernos, incrementando la emisión de circulante, principal causa de la inflación. En México la política monetaria del Banco Central se maneja a través de una Junta de Gobierno autónoma, que ha evitado financiar al gobierno, lo que a su vez mantiene la inflación reducida, permitiendo así la estabilidad del tipo de cambio, a pesar del difícil entorno internacional. Sin embargo, si continúa aumentando la deuda y el déficit públicos habrá mayores presiones para que el Banco Central lo financie.

Un costo adicional de un incremento exagerado de la deuda pública es el riesgo de que las grandes calificadoras internacionales reduzcan la calificación que le otorgan a México, para situarla debajo del nivel de grado de inversión. Esto impediría que los fondos de inversión puedan tener en sus portafolios bonos de deuda de nuestro país, provocando así un fuerte incremento en las tasas de interés en México. Esto perjudicaría a todo el sector financiero, así como a las empresas y a los particulares.

La deuda pública de México se ha incrementado en los pasados años de una manera importante, ya que representaba menos de 20 por ciento del PIB en el año 2006, al terminar el gobierno de Fox, y se elevó a 45.4 cuando finalizó el gobierno de Peña Nieto. En los pasados dos años ha subido para representar 56 por ciento del PIB, en septiembre del presente año. Esto se debe tanto a que se reduce el PIB como a que se tiene un mayor endeudamiento del sector público. En la medida en que continúe este incremento en la deuda pública, se dificultará la inversión de las empresas, fuente importante que permite el crecimiento económico.

Buque Escuela 'Cuauhtémoc'

Cabe destacar el buque de la Marina, Cuauhtémoc, que recorre los mares del mundo con una tripulación superior a los 250 cadetes y oficiales desde hace 37 años y que por la pandemia está en Acapulco. Aunque no es su objetivo, ha servido de promoción al turismo hacia nuestro país.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.