El Informe presidencial como base de análisis económico
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El Informe presidencial como base de análisis económico

COMPARTIR

···

El Informe presidencial como base de análisis económico

03/09/2019

El Informe presidencial tenía una gran importancia en el sistema político y económico del país en décadas anteriores. En el primer aspecto era fundamental para entender las distintas fuerzas políticas que giraban alrededor de la presidencia de la República, que era la gran tomadora de decisiones en el país. Quiénes eran los secretarios de Estado y los gobernadores favoritos del presidente, quién caía en desgracia, quiénes obtenían mayores recursos y miles de aspectos más dependían de una sola persona y su grupo cercano. Este era el Día del Presidente y se trasmitía en todos los canales de la televisión desde el momento que salía de su residencia hasta la llegada al Congreso y el posterior evento en Palacio Nacional.

En el aspecto económico y financiero había información pública limitada, por lo que era muy importante lo que el Presidente informara el 1° de septiembre. Los datos que presentaba permitían conocer tanto las estrategias que la administración seguiría en el futuro, como la situación del mismo gobierno. Las empresas, los inversionistas y en general los ciudadanos estaban interesados en este evento, el cual se comentaba durante días. Recuerdo que para incrementar el interés en el evento, las distintas dependencias públicas dejaban de publicar sus estadísticas, las cuales daría a conocer el Presidente en el Informe. Un dato especialmente importante era el monto de las reservas internacionales del Banco de México, lo que permitía (aunque de una manera superficial e indirecta) conocer la fortaleza del gobierno para sostener el valor del peso, el cual era fijo o flotante respecto al dólar dentro de una banda preestablecida. Miles de empresas quebraron al no poder prever las diferentes devaluaciones del peso.

Mucho de lo anterior cambió derivado de la crisis de 1994, cuando los acreedores de la deuda externa del gobierno pusieron como condición, para su reestructura, el hacer pública la información de finanzas públicas, de las reservas internacionales, de los agregados monetarios y otras más, dentro de un calendario preestablecido. Además que fueran accesibles por medio del internet, el cual apenas estaba popularizándose.

Hoy en día cualquier estudiante de secundaria puede obtener una gran cantidad de estadísticas e información que hace dos décadas solo era accesible para un muy limitado grupo de personas.

Un aspecto relevante en esta administración es que el Presidente tiene una conferencia de prensa diaria, lo que permite al ciudadano común tener acceso a una gran cantidad de información, aunque con poca frecuencia es estadística, y se refiere más a opiniones o estrategias que se están llevando a cabo.

Hoy sucede lo contrario ya que en este medio de tanta información también se dificulta la toma de decisiones de las empresas y los inversionistas, como antes sucedía con la escasez de la misma. Por lo mismo, para un correcto análisis es conveniente separar las opiniones de los hechos concretos, así como definir qué tipo de datos pueden ser más útiles.

Es impresionante la cantidad de comentarios y 'análisis' que escuchamos o leemos, que en realidad son solo opiniones personales, que con gran frecuencia están basadas en prejuicios de las personas, las cuales solo buscan datos que les confirme lo que quieren divulgar. Por lo mismo, es conveniente ver si el análisis que nos presentan está apoyado en información sólida o es solo una opinión de alguien o contiene fake news, es decir información falsa.

Un análisis serio del entorno económico debe basarse en 'datos duros' como son el crecimiento y el desarrollo económico, el tamaño de la economía (PIB), de la inversión y de la inflación. Además, se debe de analizar con cuidado los datos fiscales, es decir el déficit del sector público considerando tanto sus ingresos y sus gastos; así como los datos monetarios.

Gran parte de esta información se encuentra en los llamados Anexos del Informe Presidencial, que afortunadamente se vuelven a conocer en el documento que se entregó al Congreso de la Unión y que se pueden obtener en internet. En las próximas colaboraciones trataré con más detalle estos temas con datos sólidos para poder prever el entorno económico que nos espera en los siguientes meses y años.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.