Benito Solis

El creciente problema de la emigración en el mundo

La inmigración tiene varias causas y razones, desde la facilidad que otorgan los países que reciben a los inmigrantes, hasta de violencia y pobreza en aquellos que expulsan a un porcentaje importante de sus habitantes.

PARIS, Francia.- El pasado viernes se jugó la final de soccer de la Copa de África entre las selecciones de Argelia y de Senegal, en la ciudad de El Cairo en Egipto, ganando el primero el título por la mínima diferencia de un gol. Como resultado, se colapsó la circulación de vehículos en… ¡Paris!, durante gran parte de la noche por los festejos y los diferentes desmanes, de algunos fanáticos, festejando el triunfo ocurrido a miles de kilómetros. Se cerraron numerosas avenidas y en los conocidos Campos Elíseos hubo enfrentamientos con la Policía. Esta situación se repitió en distintas ciudades francesas e incluso hubo diversos muertos.

En los días posteriores me ha tocado ver aquí manifestaciones para exigir la renuncia de gobernantes de diversos países africanos y de Asia. Todo lo anterior se debe a la gran cantidad de inmigrantes que habitan en esta nación y en otras más de este continente, en su gran mayoría por personas que radican sin una residencia legal. Solo en Francia, que tiene una población de 64 millones de habitantes, cuenta con 8 millones de personas inmigrantes, lo que le representa cerca del 13% de su población.

Esta situación no es privativa del país galo. Así, la nación en el mundo que cuenta con la mayor cantidad de inmigrantes es Estados Unidos, en el cual radican cerca de 50 millones de personas nacidas en otro país (los que representan el 15 por ciento de su población); le sigue Rusia con 11.6 millones de inmigrantes (que representan el 8 por ciento); luego está Arabia Saudita con 11 millones (el 34 por ciento de la población); Alemania donde viven 10 millones de inmigrantes (12.5 por ciento), los Emiratos Arabes Unidos con 8 millones (87 por ciento de su población y la ya mencionada Francia.

México había tenido poca inmigración, pero se caracterizaba por la emigración de población, ya que se calcula que cerca de 13 millones de sus habitantes viven en el extranjero, lo que representa el 10 por ciento de su población. Con estos datos es el segundo país del mundo que tiene mayor emigración; después de la India, que tiene cerca de 16 millones viviendo en el extranjero, aunque estos solo representa el 1.2 por ciento de su población. Después siguen Rusia con 10.4 millones de sus nacionales radicando en el extranjero (7.2 por ciento); China con 9.7 millones de personas en el extranjero (0.7 por ciento de la población); Bangladesh con 7.2 millones (4.5 por ciento) y Siria con 6.2 millones de sus nacionales en el extranjero (33 por ciento de su población).

México no había tenido un problema importante de inmigración en las últimas décadas, ya que al igual que con las drogas, solo era un país de paso para llegar a los Estados Unidos. Por lo mismo no se le había otorgado la debida importancia a este aspecto. Sin embargo, es claro que al igual que en Europa, el tema de la inmigración seguirá persistiendo y creciendo, con importantes ramificaciones en varios sectores y aspectos económicos.

La inmigración tiene varias causas y razones, desde la facilidad que otorgan los países que reciben a los inmigrantes, hasta de violencia y pobreza en aquellos que expulsan a un porcentaje importante de sus habitantes. Sin embargo, hay cierto consenso que algunas variables explican en gran porcentaje de este tema:

1) Violencia y falta de Estado de derecho en zonas donde se genera la emigración, como sucede en varios países centroamericanos y de Medio Oriente.

2) Diferencial entre los ingresos de las poblaciones de los distintos países.

3) Diferente tasa de crecimiento de las poblaciones, como sucede entre Europa, en donde la población solo crece el 0.16 por ciento (que es muy inferior a la tasa que permite la estabilidad de la población) y África (con un incremento del 3.0 por ciento).

4) Diferencial entre las expectativas de los ingresos reales de los trabajadores en los diferentes países.

5) Libertades de diferente tipo en los distintos países, como son la religiosa, de actividad profesional, de opiniones, etcétera.

Sin embargo, en general hay una tendencia de que las poblaciones se mueven de países en donde predomina un menor nivel de libertades hacia aquellos en donde hay mayor libertad, y por ende, de ingresos monetarios. Debido al avance de gobiernos más estatistas y populistas en varias naciones centroamericanas y mayores controles a la inmigración en los Estados Unidos es inevitable que este seguirá siendo un tema preocupante para México en los siguientes años.

COLUMNAS ANTERIORES

Apuntes sobre los Criterios Generales de Política Económica 2022
Estado de derecho: base para la inversión y el crecimiento

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.