Benito Solis

¿Cambiará el sistema económico en México?

Las renegociaciones del TMEC se complicarán aún más en el caso de que Donald Trump sea el próximo presidente de EU, ya que él opina que debe cancelarse.

Las pasadas elecciones fueron sorpresivas, tanto por la magnitud como ganó el partido en el poder la Presidencia, así como en arrasar en las elecciones de gubernaturas locales y en las cámaras legislativas. Debido a que existe gran cantidad de información que muestra anormalidades en las elecciones, es posible que el proceso de aclarar las impugnaciones tome un plazo mayor del estimado, con lo que se alargará el periodo de incertidumbre.

De aprobarse en términos generales los resultados preliminares, se le posibilita a la nueva administración realizar cambios a la Constitución, modificar la manera en que funciona y se nombren a los ministros de la Suprema Corte, así como a los consejeros del INE e incluso eliminar distintos organismos autónomos, que sirve de contrapeso a la Presidencia.

Al conocerse estos resultados, el tipo de cambio tuvo una devaluación del 10 por ciento, así como una caída relevante en el valor de las acciones que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores. Hay que enfatizar que cambios en los mercados no son acciones mágicas o de grandes potentados, sino se refieren a modificaciones que hacen miles de individuos que participan en los mercados lo que se refleja en millones de cotizaciones de compra y venta que se realizan cada segundo. El hecho de que suba o baje el precio de un producto significa que los miles de usuarios modifican su percepción en cómo los distintos cambios que hay en la economía les afectarán en el presente, pero sobre todo en el futuro.

Estos cambios significan que una mayoría estima que hay un mayor riesgo en México que en la semana anterior. Lo que la administración entrante diga o haga en las siguientes semanas puede determinar todo el sexenio. Como ejemplo podemos recordar que cuando ganó las elecciones el actual presidente anunció que se cancelaba el nuevo aeropuerto que se estaba construyendo en Texcoco; esto a pesar de que existían contratos firmados y de que ya se tenían los recursos disponibles y comprometidos. Esto provocó una reducción en la inversión privada para todo el sexenio, fundamental para lograr el crecimiento económico. Como resultado el dinamismo del PIB se redujo a la mitad y ahora es alrededor del uno por ciento al año anual, lo que significa que nuestro país ha perdido cerca del siete por ciento de tamaño que tendría si hubiera continuado el dinamismo previo.

Continuar las reformas anunciadas para reducir los contrapesos al Poder Ejecutivo hace muy difícil predecir las acciones del nuevo gobierno, ya que un día puede decir que hay que quitar un organismo y al día siguiente dice que mejor no, que mejor se quite otro y todo esto eleva el riesgo de los inversionistas.

Como resultado de esta incertidumbre, las tasas de interés serán más elevadas, lo que sube el costo para los deudores, siendo el principal perjudicado el sector público, por la magnitud de la deuda pública.

Esta incertidumbre complicará fuertemente las renegociaciones del T-MEC que se realizarán en el 2026 y para las cuales, el gobierno ya debería de estarse preparando, creando mesas de trabajo con grupos paralelos, así como realizar los estudios pertinentes. Estas discusiones se complicarán aún más en el caso de que Trump sea el próximo presidente de los Estados Unidos, ya que él ha externado su opinión de que se debe de cancelar el tratado con México.

Este tratado es la principal fuente de crecimiento que tiene la economía mexicana y en el caso que se cancele se tendrá un freno adicional a la economía mexicana, que se reflejará en menos empleos y menos recursos para el gobierno que requiere para hacer los pagos de las prestaciones sociales.

COLUMNAS ANTERIORES

¿Usted se dejaría operar por una persona elegida por voto popular?
Las elecciones no solo son un cambio de presidente, sino de sistema económico

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.