Plan de Negocios
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Plan de Negocios

COMPARTIR

···

Plan de Negocios

15/05/2019

“Mejor, imposible”, dijo en mayo de 2016 Luis Robles, entonces presidente de la Asociación de Bancos de México sobre el Plan de Negocios de Pemex 2016-2021 presentado un día antes por José Antonio González Anaya, cuando dirigía la petrolera nacional, “demuestra claramente la viabilidad de la Empresa Productiva del Estado”, añadió.

En la realidad ninguna de las metas ahí expresadas se cumplieron, ni en producción (2.03 millones de barriles diarios de crudo contra 1.7 que ‘medio se sostiene’ este año); ni en asociaciones, pues de los 60 farmouts que se tenían detectados, no se pudieron concretar ni cinco.

Ya en refinación ni hablamos, prometieron reconfigurar las refinerías (supuestamente ya reconfiguradas) mediante suntuosas asociaciones, ¿el saldo? el procesamiento en su menor nivel histórico.

En resumen, fue un documento plagado de ambiciosas (que no buenas) intenciones que se quedaron muy, pero muy lejos de ser realidad. Pero que en su momento fue muy aplaudido y generó mucha confianza, de la que ya quisieran hoy aunque sea la mitad.

De tal manera que quien espere un Plan de Negocios que deslumbre a los mercados internacionales y consiga la aprobación de todos sus críticos, quedará muy decepcionado.

El Plan de Negocios para el sexenio quedará corto para muchos, pero será, en esencia, el Plan Nacional de Hidrocarburos que se presentó en diciembre de 2018, cruzado con algunas buenas intenciones del Plan Nacional de Desarrollo, y con las metas esperadas de los programas de apoyo fiscal que ha instrumentado la Secretaría de Hacienda.

El documento tan esperando debe ser presentado a más tardar el último día de este mes al Consejo de Administración de la Petrolera Nacional, para ser enviado al Congreso durante el siguiente mes, y finalmente presentado en alguna mañanera de julio.

Algunas posibles sorpresas son metas más realistas en refinación, y algunos ajustes por unos cuantos miles de barriles en producción de crudo.

El Plan de Negocios será ‘Pemexcéntico’, no aceptará la competencia, y erigirá a Pemex como el centro de la industria, la esencia de la política de energética de la #4T.

A pesar de que una buena parte del gobierno, especialmente en Hacienda, saben de la importancia de elaborar un documento seductor en endulce oídos financieros, la realidad es que su elaboración dependen totalmente de la petrolera, la única oportunidad que tendrá la oficina de Urzúa de meterle mano será cuando llegue al Consejo de Administración, en el que es integrante.

La nueva administración de Pemex no caerá en la tentación del pasado gobierno de hacer un Plan de Negocios lleno de falacias y metas inalcanzables para arrancar los aplausos de los dueños del dinero en el mundo, pero tampoco tiene la mínima intención de ayudar a fortalecer la imagen internacional de la petrolera, tan debilitada por las polémicas decisiones operativas y financieras.

En la mesa

Las mesas para negociar el Contrato Colectivo de Trabajo de Pemex están siendo convocadas en cada una de las 36 secciones del Sindicato-Deschamps, quien aún controla la mayoría, frente a la oposición de Petromex que poco a poco escala en las preferencias de los petroleros.

Rescate a CFE

El 8 de mayo pasado los directivos de la CFE presentaron al Presidente Andrés Manuel López Obrador el plan para rescatar a la empresa productiva del Estado. Entre los temas que aborda se encuentran tarifas, incremento en la generación, fortalecimiento de redes de distribución, y los programas de Anticorrupción y Austeridad. Es cuestión de días para que sea presentado en alguna de las mañaneras.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.