Energía con H al Final

Más sobre la Región Sur de Pemex

A pesar del desplome en los petroprecios que mantiene con un pie en el cuello la perspectiva del país, la producción no se detendrá, prometió el Presidente López Obrador, y con ello, los problemas en una de la regiones más prolíficas de Pemex.

El precio del barril y todo lo que acontece entorno al mismo es uno de los temas en los que el sector energético no quita la atención y es sin duda de gran importancia en el contexto de incertidumbre en el que vivimos en plena pandemia del Covid-19, sin embargo, y conforme lo ha dicho el propio Presidente López Obrador, las obras de perforación no se detendrán, y contrario a lo que ocurre en el mundo, Pemex continuará firme en su compromiso por elevar la producción.

Así, se torna imperativo, necesario, inexcusable, imprescindible, forzoso o como quiera usted llamarlo, que las autoridades de los más altos niveles de Pemex, Secretaría de la Función Pública, Secretaría de Energía, y por supuesto la Secretaría de Hacienda, comiencen a retomar temas pendientes, desempolvar asuntos escondidos para sacarlos del cajón donde alguna vez fueron guardados y que hoy se intentan disfrazar en este contexto donde pareciera quizá un problema menor, que no lo es.

Me refiero a la demanda que Pemex le puso a la gigante Halliburton debido a daños causados a refinerías y crudo en diciembre del 2014 por trabajos ejecutados en la famosísima Región Sur y que generaron gastos por 106 millones de dólares que no se pagaron, todo esto siguiendo instrucciones del recién jubilado (y célebre en este espacio) Héctor Mandujano. Sería imperdonable no hacer efectivo el cobro de la factura enviada a Halliburton el 22 de septiembre del 2016 por la cantidad exacta de 106 millones 661 mil 562 dólares con número de Folio #300-FS-1452646 en donde se le hace un requerimiento formal de pago a dicha empresa extranjera, y de la cual tengo copia.

Tal monstruosa cantidad no puede quedar en el olvido, y que no se haya logrado cobrar dicho recurso, denota que aún quedan funcionarios fieles al régimen anterior, sin embargo, la situación de la petrolera mexicana hoy en día no está como para regalar absolutamente nada, y menos a empresas extranjeras que desde muchos años atrás han existido con la complacencia de funcionarios públicos corruptos. Se pasan.

El inventario "exprés"

No le pierda la pista a R.B. TEC MÉXICO, una empresa de la región sureste que comenzará a despuntar en licitaciones de Pemex, pues me cuentan desde allá que Israel Marín, dueño del consorcio empresarial y propietario del avión Lear jet 28 modelo 1978 Matrícula XB – VSA, comenta a la menor provocación que funcionarios de la petrolera como Rafael Pérez, Manuel Coronado, Fernando Flores, Jorge Castillejos, Carlos Moreno y Juan Carlos Reyna, le están preparando un inventario exprés que le permita entrar a las grandes ligas de la proveeduría, pues años atrás, otros célebres de este espacio como Juan Javier Hinojosa Puebla, Ricardo Villegas, José Luis Fong y Jorge Morales, lo beneficiaron con modestos contratos entre 2003 y 2014 que van desde los 40 hasta los 70 millones de pesos, algunos por licitaciones públicas y otros por adjudicaciones directas.

Sin embargo, pronto comenzará a despuntar incluso en obras para la refinería de Dos Bocas, el megaproyecto de la actual administración que no se detendrá, todo esto bajo el amparo de dos célebres notarios de la zona: Manolo Pinto y Melchor López, quienes le están gestionando a Marín los contratos. Cuidado.

COLUMNAS ANTERIORES

Tres años persiguiendo la soberanía energética
Reforma eléctrica sin intermediarios

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.