El único pozo sin fondo de Pemex
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El único pozo sin fondo de Pemex

COMPARTIR

···
menu-trigger

El único pozo sin fondo de Pemex

21/02/2018
Actualización 21/02/2018 - 9:33
columnista
Atzayaelh Torres
Energía con H al Final

Si el dicho popular “no hagas cosas buenas que parezcan malas” se aplicara a Pemex, tendría que ser al revés, pues existen áreas tan oscuras que han visto pasar grandes cantidades de dinero, pero no precisamente para cumplir con su función original.

Una muestra de ello es el PACMA (Programa de Apoyo a la Comunidad y Medio Ambiente), creado por Pemex, en teoría, para atender las necesidades de grupos vulnerables de las regiones petroleras en tiempos de Lozoya y a través de Froylán Gracia, pero que fue moneda de cambio para estos personajes impulsando obras que pagaban los proveedores, pero en las que políticos y otros que aspiraban serlo (Lozoya entre ellos), se tomaban la foto.

Me explico. Este programa, que originalmente estuvo a cargo del tabasqueño Bernardo Bosch Hernández, obtiene sus fondos aplicando porcentaje a los contratos de obras y servicios que tiene la petrolera, dicho en otras palabras, proveedores y contratistas están obligados a ceder el dos por ciento del valor de sus contratos para este supuesto programa de apoyo a la comunidad. La opacidad con la que ha sido manejado el programa llevó a que incluso el Instituto Nacional de Acceso a la Información y Protección de Datos Personales ordenara el año pasado que se entregara una versión pública del padrón de los beneficiados, que al momento sigue sin conocerse.

Uno de los gobernadores beneficiados del PACMA fue el saliente Arturo Núñez Jiménez, de Tabasco, que junto con Froylan y Bosch, a través de Isidro Cámara Núñez, sobrino del gobernador y funcionario de la entonces Gerencia de Desarrollo Social, a cargo del PACMA, operaron con el subdirector de Pemex, José Luis Fong Aguilar, para hacer múltiples obras a través del PACMA con empresas escogidas por ellos, es decir, el negocio era redondo.

Hoy, el sobrino del gobernador de Tabasco es el secretario particular de Fong, de quien ya he hablado ampliamente en este espacio, y posterior a la 'hecatombe' mediática de Odebrecht que puso bajo la mira a Lozoya y a Froylán, Bernardo Bosch fue sacado de inmediato de la gerencia de desarrollo social, y fue colocado como asesor de Javier Hinojosa Puebla, director de Pemex Exploración y Producción (PEP), gracias a su buena relación de este último con el gobernador Núñez.

Así, Núñez se encuentra en su último año de gobierno, pero dejando acomodadas sus piezas con las que seguramente seguirá operando al terminar su mandato. Por cierto, Patricio Bosh, hermano de Bernardo, será abanderado por el PRD para una candidatura a diputación. Saque usted sus conclusiones.

Continuando con el sureste, Raúl Ojeda, quien fungió como secretario de Gobierno del Estado de Tabasco, también intentó hacer sus pininos como contratista en Pemex aprovechando el PACMA, a través de su yerno Heriberto Colorado Garza y su hermano Aureliano, apoyado por el ahora exsubdirector de PEP, Ricardo Villegas Vázquez; sin embargo, la racha perdedora persigue a Ojeda, pues no ha tenido éxito ni en las licitaciones con Pemex ni como candidato a elecciones populares. Cero ganados en ambos rubros.

Primer acto: La Comisión Reguladora de Energía (CRE) publica en diciembre las nuevas tarifas para industriales en las que transparenta el cobro de cada concepto que las integra, pero en enero alrededor de 100 empresas se quejan de 'recibos locos'.

Segundo acto: El órgano regulador del sector eléctrico, que preside Guillermo García Alcocer, reconoce que harán ajustes a la fórmula para detener esos 'casos aislados', y decide publicar una nueva tarifa en febrero.

Tercer acto: La nueva tarifa sigue sin funcionar y la oficina de Oliver Flores, jefe de la Unidad de Electricidad de la CRE, decide que van por una tercera tarifa que se publicaría en marzo. ¿Cómo se llamó la obra?

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.