Energía con H al Final

¿Cuánto puede incrementar la producción de crudo?

PEP tiene dos propuesta sobre el escritorio para incrementar hasta 450 mil barriles diarios la extracción de crudo, pero no tiene dinero.

Existen dos proyectos que podrían aumentar la producción de crudo de Pemex y que no han podido aplicarse por falta de presupuesto. El primero consiste en el uso de espumas en pozos productores por bombeo neumático, mismo que fueron presentados al interior de Pemex Exploración y Producción desde diciembre de 2019, pero que pasó directo a la congeladora en marzo pasado como consecuencia de la pandemia.

De acuerdo con una misiva que a finales de agosto envió Francisco Garaicochea, entonces consejero profesional independiente de la petrolera, al presidente Andrés Manuel López Obrador, el proyecto quedó suspendido en marzo de este año debido a la pandemia de Covid-19 "y porque las pruebas de laboratorio y campo requieren financiamiento, ya que Pemex sólo provee para su realización los pozos candidatos".

Adrián Calcáneo, experto en IHS Markit y autoridad en el sector energético, afirmó que la tecnología que propone Garaicochea puede resultar positiva para incrementar la producción de Pemex; sin embargo, es necesario llevar a cabo una evaluación técnica que garantice que una inversión de este tipo arroje los resultados esperados, "no sé sea un número realista (el alcance del proyecto), pero en campos se puede mejorar de forma considerable", me dijo.

Otro de los proyectos en el tintero que no han podido ver la luz por falta de dinero es la aplicación de un surfactante (SAF) para recuperación secundaria en pozos de Cantarell, mismo que fue desarrollado por el venezolano (sí, de la temida Venezuela) Pablo Marique, y aplicado en pozos de PDVSA en la Faja del Orinoco y también en Colombia, incrementando sustancialmente el factor de recuperación.

Para Calcáneo, en Pemex deben ser aún más cuidadoso en lo que se invierte en Cantarell, pues el otrora megayacimiento frente a las costas de Campeche está agonizando, "ahí se requiere recuperación terciaria, si ves la pendiente del declive, no se sabe si valga la pena meterle más tecnología, a menos que prometa recuperación terciaria considerable", advirtió.

De acuerdo con Garaicochea, con la aplicación de ambas tecnologías, Pemex podría incrementar entre 150 y hasta 450 mil barriles diarios la producción de crudo, sin embargo, Calcáneo agrega que cualquiera que sea la aportación, se lograría al menos en dos años, pues deberá pasar algún tiempo antes de que se pueda adecuar la tecnología requerida para las necesidades específicas de los campos mexicanos.

No está demás que Pemex considere echar mano de estas dos tecnologías, sobre todo en un momento en el que se aferra a un panorama optimista, pese a que no ha logrado conseguir la mayoría de sus metas operativas. La petrolera nacional requiere respaldar la visión presidencial con hechos. Adelante.

COLUMNAS ANTERIORES

Tres años persiguiendo la soberanía energética
Reforma eléctrica sin intermediarios

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.