En primera fila

Afores, pretexto para sembrar miedo

Las voces que acusan dicha apropiación de los ahorros de los trabajadores tiene un trasfondo meramente político.

Algo le faltaba a estas elecciones: el miedo.

A unos meses de que termine el gobierno del presidente López Obrador, la narrativa que utilizaron sus opositores desde hace más de 20 años, cuando se le veía como candidato al puesto que hoy ocupa, esa de que es un “Peligro para México”, o la de la venezolanización de la economía, escasez, caos, reelección… se fue a la alcantarilla.

Así, el miedo fue una de las principales armas que se utilizó en las tres campañas presidenciales pasadas para refrenar la popularidad del mandatario.

Ante los hechos, el discurso del miedo en esta campaña ha sido ocioso, por decir lo menos. Tras cinco años de gobierno, la población sabe que el país no se cae a pedazos, y que la dictadura de la cual advirtieron priistas, panistas y anexas… fue solo una fantasía.

Sin embargo, hoy la oposición encontró un discurso perfecto para volver a intentar sembrar pánico en la población. Anuncian que se “expropiarán” los recursos de las Afores, con una ligereza tal e irresponsable, que se sostiene solamente con el dolo de aquellos que crearon esta nueva campaña negra.

El asunto está lejos de la expropiación, o apropiación de recursos. La propuesta de dos diputados de Morena consiste en trasladar el dinero de las Afores que no se reclaman (unos 40 mil millones de pesos), al Fondo de Pensiones del Bienestar, que propuso el Presidente López Obrador el pasado 5 de febrero, para garantizar a los trabajadores una pensión digna cuando nos jubilemos.

Prueba de ello fue el posicionamiento que el jueves por la noche publicaron las 10 Afores que operan en el país, y en que además de negar dicha intención de expropiar los recursos de las administradoras que manejan más de 6 billones de pesos, aclara que la iniciativa de Morena no afecta la “imprescriptibilidad” de las cuentas que gestionan, y que solo formaliza “una transferencia de recursos que se ha estado haciendo ya desde hace algunos años” (aquí el documento completo: https://amafore.org/comunicados/comunicado-amafore-transferencia-de-recursos-no-afecta-la-imprescriptibilidad-de-cuentas-individuales-de-ahorro/).

En este contexto, las voces que acusan dicha apropiación de los ahorros de los trabajadores tiene un trasfondo meramente político. Intentan conectar en el ideario colectivo una amenaza que no existe.

Recordemos que la última reforma al sistema de pensiones de 2020, en la cual el Presidente de México logró que se aumenten paulatinamente las aportaciones de los patrones a las Afores, esto con la finalidad de elevar el monto de las pensiones, se logró a través de un consenso con el sector privado, y en beneficio de los trabajadores.

Sin embargo, lo cierto es que hacen falta más acciones que permitan un modelo sostenible para el pago de pensiones en el largo plazo. La discusión debe concentrarse ahí, y no, otra vez, en fantasías de miedo.

COLUMNAS ANTERIORES

La campaña más sucia
Pemex vs Pemex

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.