menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Mucha demanda y poca disponibilidad de la vacuna contra la influenza

COMPARTIR

···
menu-trigger

Mucha demanda y poca disponibilidad de la vacuna contra la influenza

12/10/2020
Actualización 12/10/2020 - 15:30
columnista
Jorge Arturo Castillo
Editor de Mundo Farma, plataforma de industria farmacéutica, dispositivos médicos y salud

Todo mundo habla de las vacunas en desarrollo para Covid-19 y la inmunización de la influenza la dábamos por descontado, como ocurre cada año en octubre. Y así fue: el producto llegó y se distribuyó al sector salud para empezar la campaña el primero de octubre, pero, ¡oh, sorpresa!, el producto se agotó en una semana.

Quizá era de esperarse que por la crisis sanitaria que estamos viviendo, sumado a que los síntomas de la influenza y Covid-19 suelen confundirse, sobre todo en la primera etapa de la enfermedad, todo mundo quería estar protegido contra la influenza en esta temporada de otoño.

Sin embargo, como hemos dicho antes en este espacio, la vacuna de influenza estacional no es para todo mundo, sino para grupos prioritarios: personal de salud, menores de seis años, adultos mayores, embarazadas y personas con enfermedades crónicas, como hipertensión, diabetes, obesidad, cáncer y otras.

Aún así, las filas para ponerse la vacuna de la influenza eran muy largas, como se pudo constatar al pasar por las clínicas y centros de salud, lo que nos puede dar una ligera idea de lo que será la aplicación de la vacuna contra el Covid-19 cuando llegue el momento.

El caso es que la vacuna se agotó en la primera semana y el resurtido llegará en unas dos semanas, después del 20 de octubre, cuando de nueva cuenta empezarán las largas filas que hemos visto hasta ahora.

También, a diferencia de años anteriores, cuando a uno casi le rogaban que se pusiera la vacuna de la influenza, este año las dosis sólo se aplicarán, estrictamente, a los grupos vulnerables antes mencionados. Es decir que si uno está fuera de ese rango ni piense que será candidato a la aplicación de la inmunización. Eso podría haber pasado hace todavía un año, pero ahora no.

A pesar de lo anterior, Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de la capital mexicana, ha afirmado de manera categórica que no hay desabasto del medicamento y aprovechó para aclarar que el primer lote se utilizaría a lo largo de 15 días, pero se acabó en una semana.

La primera ronda de vacunas fue de 300 mil dosis, sin embargo, el gobierno de la Ciudad de México, a través de la Secretaría de Salud local, espera aplicar en esta temporada 2020 1.8 millones de vacunas en contra de la influenza estacional; aunque si sumamos al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), se aplicarían alrededor de tres millones de dosis.

El hecho de que se terminara tan pronto el primer lote de las dosis de vacuna de influenza puede entenderse, por la actual pandemia de Covid-19, pero no podemos dejar de enmarcarla en estos dos años de gobierno de la 4T, donde el desabasto de medicamentos ha sido una constante.

Asimismo, la jefa de Gobierno destacó la respuesta por parte de la población, pues el hecho de que se terminara tan rápido habla de una ciudadanía preocupada ante las enfermedades respiratorias que se pueden dar en esta época: “Fue muy eficiente la Secretaría de Salud y la ciudadanía respondió de manera muy importante, por lo que se va a ir cubriendo”. Eso esperamos todos.

Lo cierto es que la demanda por esta vacuna de influenza estacional ha sido muy relevante hasta ahora y así será en los próximos meses, aunque, empero, no es para todo mundo, así que no todos deben esperar su respectiva dosis. En cambio, las personas de los grupos vulnerables deben estar atentas a las clínicas y centros de salud para aplicarse la vacuna lo antes posible.

En este contexto, la Secretaría de Salud de la Ciudad de México dio a conocer, a través de un comunicado, que debido a la escasez de las vacunas, la aplicación se daría en grupos de mayor riesgo. Pero no todo acabó ahí, la dependencia se curó en salud al ofrecer disculpas a las personas que no cumplan con las características mencionadas, pues a ellas no se les aplicará la inmunización.

Como sabemos, la campaña de vacunación contra la influenza inició el 1 de octubre y terminará el 31 de diciembre, por lo cual las autoridades del sector destacaron que nuestro país está sujeto a una distribución global basada en una “logística y calendario de entrega para todos los países que están por iniciar la fase invernal”.

Esperemos que la compra del medicamento se haya hecho en tiempo y forma por parte del gobierno, para que los lotes estén disponibles y no haya más retrasos en la aplicación de la vacuna de influenza estacional, tan demandada ahora y tan escasa, justo al inicio de la campaña de vacunación. Paradójico, ¿no es cierto?

Con más de 810 mil casos confirmados de contagios y alrededor de 84 mil fallecidos por Covid-19, el país sigue en alerta. La temporada de influenza estacional ya empezó y el nivel de la pandemia no baja, así que no podemos bajar la guardia. Como dice un buen amigo, conserve el poderoso #NoSalgasSiPuedes, evite aglomeraciones, nada de asistir a ventas de otoño y conserve la sana distancia.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.