In-tech-national

Los beneficios de los bancos digitales

Con un teléfono inteligente, un par de documentos y unos cuantos 'clicks', los clientes pueden crear su cuenta en cuestión de minutos.

Abrir una cuenta de banco no siempre es fácil. Ir a la sucursal, llenar formularios, llevar documentos e identificaciones, seguir trámites y esperar. Durante años este proceso se mantuvo casi sin cambio hasta hace poco, cuando la industria financiera sufrió una disrupción con la aparición de nuevos jugadores: los bancos digitales, conocidos como ​challenger banks​, smart banks​ o ​fintechs​, que llegaron a revolucionar el modelo de los bancos tradicionales.

Los nuevos bancos digitales ofrecen servicios similares a los de los bancos tradicionales, el más común es una cuenta de débito. Con un teléfono inteligente, un par de documentos y unos cuantos clicks los clientes pueden crear su cuenta en cuestión de minutos. Al ser aprobada, el usuario puede empezar a usar su tarjeta virtual casi instantáneamente y al poco tiempo recibe una tarjeta física respaldada por Visa o Mastercard.

Uno de los grandes atractivos de los bancos digitales es que no tienen sucursales físicas, todas las transacciones se hacen a través de una aplicación sencilla y moderna.

En el Reino Unido estos bancos han tenido gran auge y proveedores de servicios como Revolut, Monzo, N26 y Sterling se están posicionando como una competencia real para las grandes instituciones financieras, especialmente entre los millennials y la generación Z.

Aunque son similares, cada banco ofrece distintos servicios. Revolut se enfoca en ofrecer soluciones a los negocios orientados a startups, similar a Kapital en México que ofrece soluciones para Pymes y personas físicas, y está a punto de lanzar una tarjeta de crédito. N26 te permite vincular tu cuenta corriente con una cuenta de inversión, de acciones o de capital. Con Monzo puedes hacer pagos y retiros en cajeros automáticos en cualquier país del mundo sin cargos por comisión.

Variedad de tarjetas y créditos, la posibilidad de congelar y controlar tu cuenta desde la aplicación, soporte de criptomonedas, tasas preferenciales en envíos internacionales, traspasos instantáneos entre usuarios, cuentas en varias monedas y redondeo para el ahorro, estas son sólo algunas de las características más comunes que ofrecen los nuevos bancos.

En México vemos opciones de empresas nacionales como Albo, Klar, Kapital, la brasileña Nubank y la española Bnext. La mayoría empieza ofreciendo una tarjeta de débito y va agregando servicios que lo diferencian. Los bancos tradicionales también han aumentado sus servicios digitales para ofrecer ventajas similares a clientes que buscan una mejor experiencia financiera. Por lo que en un país en el que únicamente 3 por ciento de la clase media obtiene aprobación para un crédito, la llegada de nuevos jugadores hará que existan más propuestas para los usuarios y que los bancos simplifiquen sus procesos.

La autora es experta en marketing en industria.

COLUMNAS ANTERIORES

NFTs: activos digitales con valor exagerado
The Great Resignation: ¿Fenómeno temporal o tendencia global?

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.