Los ‘secretos ocultos’ de García Luna
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Los ‘secretos ocultos’ de García Luna

COMPARTIR

···
menu-trigger

Los ‘secretos ocultos’ de García Luna

08/01/2020
Actualización 08/01/2020 - 14:20

¡Genaro García Luna va a negociar! Eso según el documento filtrado donde los fiscales federales en Nueva York informaban al juez que formalmente iniciaron la negociación de Plea Bargain con el exsecretario de Seguridad mexicano, y que hay probabilidades de que no será necesario un juicio.

Surgió una ola de exigencias de cuál 'debería de ser la información' que debería de proporcionar García Luna a cambio de no enfrentar un juicio en Estados Unidos: desde información de los expresidentes Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón, exfuncionarios y excolaboradores, además de información de las actuales organizaciones criminales. Esta semana sugirió que las declaraciones de García Luna serían una “una gran oportunidad para aclarar muchas cosas, incluida la posibilidad de que estuvieran vinculados más altos funcionarios en actividades ilícitas” y que se “conozcan todos los acuerdos con las corporaciones extranjeras, qué arreglos había, si existen protegidos y si estaban o no involucrados otros altos funcionarios”.

Todos se van a quedar con las ganas. Obviamente estas expectativas reflejan un desconocimiento fundamental de cómo funciona el proceso de Plea Bargaining, especialmente en casos de funcionarios y exgobernantes que enfrentan un juicio en Estados Unidos: todo acuerdo refleja los intereses de política exterior y de seguridad nacional del gobierno de Estados Unidos.

No sé si el exsecretario es culpable o inocente de los cargos de que se le acusan. Tampoco tengo conocimiento sobre qué información podría ofrecer a cambio de no enfrentar un juicio. Lo que sí sé es que, probablemente, si hay un acuerdo con la Fiscalía, poco o nada de la información se hará pública. También hay que entender que todo acuerdo refleja los intereses de política exterior y de seguridad del gobierno de Estados Unidos.

Ya que hay un proceso formal de negociación, que podría tardar meses, donde los fiscales de Nueva York, fiscales de otras jurisdicciones, el FBI, la DEA y otros actores relevantes, van a interrogar a García Luna para establecer qué información relevante tiene que sea de interés para Estados Unidos. Esta negociación puede tener diferentes resultados. 1) Simple y llanamente no llegan a un acuerdo y se van a juicio, ya sea porque la Fiscalía no quedó convencida de la veracidad de la información o porque la defensa evalúa que la prueba en contra de García Luna es débil y probablemente no será condenado ante un jurado. 2) Puede suceder que, sin dar información, García Luna se declare culpable de un cargo menor –por ejemplo, el mentir ante una autoridad cuando estaba buscando la ciudadanía– y la Fiscalía acepte por no tener un juicio público. En este escenario, podría ser deportado o extraditado después de cumplir una condena mínima. 3) Que, a pesar de tener pruebas contundentes en contra de García Luna, la información que tiene el exsecretario es de suficiente importancia para EU para futuros procesos o que sea de interés de seguridad nacional. En este caso se podría declarar culpable de algún delito menor, recibir una pena mínima y después ser expulsado o extraditado a México. 4) Se le ofrece participar en el programa de testigo protegido. En este caso se le aseguraría su permanencia en Estados Unidos. 5) También puede ser el caso de que varias agencias de EU estén pidiendo que no se le lleve a juicio por razones de seguridad nacional y buscar negociar con él para que no se hagan públicas actividades del gobierno de Estados Unidos.

Me imagino que una parte importante de la negociación será el futuro de García Luna, si permiten que se quede en EU o si es deportado o extraditado a México. Conociendo el antagonismo legendario que existe entre el actual fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero, me imagino que García Luna hará todo lo posible por no regresar a México.

Genaro García Luna no solo podría tener información sobre diferentes organizaciones criminales de México y de otras partes del mundo que podrían ser de interés al gobierno de Estados Unidos (ojo con Bolivia y Venezuela), además de funcionarios que estuvieran ligados con el crimen organizado en las últimos 30 años -que también podría incluir funcionarios en el actual gobierno.

De hecho, yo creo que los que deberían de estar más preocupados por lo que podría decir García Luna es la 4T. Finalmente, no olvidemos que García Luna tiene información sobre aspectos importantes de la estrategia de Estados Unidos que de hacerse pública podría crear problemas políticos y hasta penales para varias agencias de ese país -y esto podría ser un incentivo para que jamás se llevase a cabo un juicio público.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.