Julio 2021, primera entrega
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Julio 2021, primera entrega

COMPARTIR

···
menu-trigger

Julio 2021, primera entrega

29/07/2020
Actualización 29/07/2020 - 15:39
columnista
Ana María Salazar
Análisis sin Fronteras

El solo hecho de tratar de hacer un ejercicio de prospectiva, tratando de anticipar cuáles podrían ser los diferentes escenarios en el ámbito económico, político y de seguridad, por lo menos en mi caso, me produce enorme angustia. Mucha angustia. Una angustia existencial.

Y lo que más me asusta es que, aun buscando, especulando, escarbando, rezando e ignorando sobre el comportamiento de Andrés Manuel López Obrador en los últimos veinte años, todos los escenarios imaginables son catastróficos para el futuro de México, aun los escenarios más optimistas.

Ya hay un proceso de reescribir la historia, desde AMLO y los funcionarios de la 4T, todos los partidos políticos, lo que queda de la clase política, los gobernantes a nivel estatal y municipal, el sector empresarial, laboral y la sociedad civil, y buscar una narrativa, empezar a culpar por la catástrofe por venir. Y hay que decirlo, hay muchas muchas culpas que repartir.

El problema es que este esfuerzo de repartir culpas está claramente impidiendo que se pueda implementar una estrategia de emergencia, coordinadas, con visión de Estado, pensando en el futuro del país y, sobre todo, mitigando el impacto de la crisis social, económico, político y de seguridad que está, literalmente, a semanas de devastar al país. Y por lo menos en este momento parecería que el inexorable curso a donde nos está llevando esta pandemia es un futuro de ingobernabilidad por muchos años. Estamos en la antesala de una década perdida.

Este escenario catastrófico para México parecería estar escrito en piedra, si consideramos errores políticos y gobiernos irresponsables de los últimos 20 años (incluyendo el gobierno actual). Hay algunos escenarios menos horríficos, un poco más amables, pero que depende de varios eventos y factores en los siguientes 12 meses.

Por eso, en lugar de compartir con ustedes varios escenarios de cómo será México en 2030, es más útil identificar aquellos eventos y factores que en los siguientes 360 días podrían definir la siguiente década del país. En este espacio estaré compartiendo con ustedes varias entregas haciendo exactamente eso. Empecemos a descifrar lo que sucederá en México a partir de hoy, buscando descifrar el México en julio de 2021.

Como había comentado, esta prospectiva a corto, mediano y largo plazos tendrá varias entregas, y para iniciar es importante identificar varios factores y eventos en los siguientes 12 meses, que van a incidir en la gravedad del impacto de la crisis no solo a corto, sino a largo plazo.

Uno. Estilo de liderazgo.- El Presidente ha ejercido un estilo de liderazgo a través de los años, que permitió su éxito electoral contundente en 2018, para él y su partido, Morena. Pero ante la crisis de la pandemia su estilo de liderazgo choca con la realidad de lo que está viviendo el país. El liderazgo en crisis requiere mandatarios que puedan unir, no dividir. El país necesita en este momento un estadista, no un político, al mando del país. Pero sobre todo México necesita un gobernante que inspira confianza de que las decisiones que se están tomando desde Palacio Nacional son para el bien del futuro de México, y no para mantener a un partido en el poder. El presidente tiene tiempo para hacer un cambio radical en este rubro.

Dos. Reestructuración efectiva de los aparatos de seguridad y cambio de estrategia.- La implementación efectiva de la restructuración de los aparatos de seguridad nacional y de seguridad pública y cambio de su estrategia de “abrazos y no balazos” en los siguientes meses, definirá la capacidad que tendrá el gobierno federal de detener o por lo menos mitigar la histórica ola de violencia e inseguridad que se vivirá en los siguientes meses, debido al crimen organizado, pandillerismo urbano, surgimiento de grupos de autodefensa, desesperación de la población, además de la violencia electoral y de movimientos sociales.

Tres. Proceso electoral de 2021.- Habrá elecciones en 32 entidades federativas, celebrarán las elecciones donde se elegirán en total 21 mil 368 cargos, se elegirán 15 gubernaturas, 30 estados renovarán su Congreso local (mil 63 diputados estatales), alcaldías (mil 924) y ayuntamientos. Los resultados de estas elecciones definirán el futuro de la 4T y la capacidad que tendrá de gobernar el presidente López Obrador durante el resto de su sexenio.

Cuatro. Resultados electorales en Estados Unidos.- En menos de 100 días se llevarán a cabo las elecciones en Estados Unidos, donde podría haber un cambio de estrategia en la relación bilateral con México. Y dependiendo si es electo Joe Biden, o es reelecto Donald Trump, podría haber en 2021 grandes definiciones de cómo Estados Unidos reaccionará a la catástrofe económica, violencia e inseguridad que se vivirá en México.

La semana que empezaremos a descifrar la profundidad de la crisis desde el ámbito de seguridad.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.