¿En qué se parecen Trump y AMLO?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿En qué se parecen Trump y AMLO?

COMPARTIR

···

¿En qué se parecen Trump y AMLO?

17/01/2018
1
 

 

Donald Trump
,

¿Qué tiene que ver la salud de Trump con Andrés Manuel López Obrador? Mucho. Ya que en ambos se cuestionó su capacidad de ser presidentes debido a temas de salud y por su edad. Donald Trump, ahora con 71 años, es la persona con más edad que haya sido electa presidente de su país. Antes de Trump, Ronald Reagan había sido el más longevo cuando fue reelecto, con 69 años.

De la misma forma, si Andrés Manuel es electo presidente este 1 de julio, tendría 64 años e iniciaría como el mandatario de mayor edad, con la excepción de José Ignacio Pavón, quien con 69 años sólo gobernó por un día, del 13 al 14 de agosto de 1860.

Así, al igual que en las encuestas, el líder de Morena lidera la tabla de edades, con 64 años; le sigue José Antonio Meade, con 48, y Ricardo Anaya quien tiene apenas 38 años, una diferencia de 26 años con el veterano de AMLO.

Pero si uno analiza el impacto político de los resultados del examen médico del presidente Donald Trump, que se publicó esta semana, uno podría pensar que Andrés Manuel no tiene mucho de que preocuparse en términos electorales.

Si algo aprendimos después de leer Fire and Fury, de Michael Wolff, es que Trump y sus allegados realmente no se preocupan de su salud física, ni mental. Wolff narra cómo Trump vive de hamburguesas de McDonald y toma litros de Coca Cola Light, que pide mediante un botón rojo que tiene en su escritorio. Además, el ejercicio no se le da, con la excepción de jugar golf (algunos amigos insisten en que sí es un deporte, siempre y cuando no uses carritos para movilizarte por el campo de golf, como Trump). Donald Trump mide 1.92 y pesa 107 kilogramos. Según el reporte que se publicó, su índice de masa corporal está en 29.5, todavía no es obeso, pero tiene tendencias si no se cuida.

De hecho, el médico de la Casa Blanca, Dr. Ronny Jackson, aseguró en una conferencia de prensa, que duró más de una hora debido a las preguntas de los reporteros expresando la incredulidad, que la salud de Trump es “excelente”, pese a que se la pasa aplastado viendo la tele y mandando tuits, tomando refresco y comiendo hamburguesas. Estas actividades obviamente no son lo más recomendable para un hombre de 72, ni de 18 años. El presidente toma algunas prescripciones a diario, como Crestor para el colesterol y Propecia por su pérdida de cabello. Tiene historial de colesterol, Trump y su doctor acordaron que debe perder entre cinco y seis kilos el año que entra. Lo importante es que pasó su examen cognitivo con las más altas calificaciones –o sea que por más que se le cuestioné, sí tiene la capacidad intelectual de gobernar, por lo menos en este reporte–. Trump duerme de cuatro a cinco horas cada noche, “tiene una habilidad única para levantarse en la mañana y estar fresco”. Tiene unos “genes increíbles” y podría vivir hasta 200 años, dijo el médico de la Casa Blanca. ¡Qué mentada de madre para todos los que tratamos de cuidarnos! No sabemos si esto fue una broma o estaba hablando en serio. “Estoy convencido de que Trump podrá llegar hasta el fin de su mandato sin problemas médicos serios”, aseguró el doctor.

Es ya del dominio público que Andrés Manuel López Obrador, en abril de 2013, fue hospitalizado por sufrir un infarto. Se reportó que tenía fuertes dolores en el pecho y que ingresó por su propio pie al hospital, donde los médicos le realizaron una “intervención coronaria cutánea”, que resultó exitosa y un par de horas después se reportó estable. El mismo López Obrador incluso ha hecho comentarios sobre su estado de salud y admitió que es hipertenso: “Me tengo que tomar un coctel de pastillas diarias para que no me aumente la presión”. Relativamente se ha dicho poco sobre AMLO y su salud. Y aunque sí habrá cuestionamientos por parte de los 'potrillos' de la contienda, si algo demostró Trump es que se pueden tener los peores hábitos alimenticios y de salud, y esto no significa que no se puede gobernar. Si el electorado cree en su propuesta, o simplemente no lo convence la propuesta de los otros, seguramente votarán por AMLO, sin importar edad, capacidad pulmonar y salud cardíaca, ni cuántos taquitos al pastor consuma.

Opine usted: www.anamariasalazar.com

Twitter: @Amsalazar

También te puede interesar:
Furia y demencia de Trump y su familia
¿Quiénes creen que hay unicornios en el Popocatépetl?
2017, el desastre que no fue

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.