Terrorismo fiscal
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Terrorismo fiscal

COMPARTIR

···

Terrorismo fiscal

09/10/2019
Actualización 09/10/2019 - 15:06

Vienen dos temas fundamentales en la discusión legislativa con amplias repercusiones nacionales: la minuta del Senado que tipifica la facturación falsa como delincuencia organizada y el dictamen de Ley de Ingresos de la Federación 2020 que elaborará la Comisión de Hacienda y Crédito Público y se pondrá a consideración del Pleno el 17 de octubre para su discusión y aprobación.

El martes 15 de octubre se discutirá en el Pleno de la Cámara de Diputados la minuta del Senado que tipifica la facturación falsa como delincuencia organizada, informó su presidente, el diputado Mario Delgado Carrillo, y ese mismo día se votará en consecuencia.

“Es muy importante que esté aprobada esta iniciativa para evitar la facturación falsa y las empresas ‘fantasma’, porque es parte del argumento que sustenta los ingresos para el 2020”, externó el también coordinador de los diputados de Morena.

Comentó que para dictaminar la minuta, las comisiones de Hacienda y Crédito Público, y de Justicia pretenden realizar sesiones de Parlamento abierto este martes y miércoles, para inmediatamente después, el mismo miércoles o jueves, discutir y votar el documento

En otras palabras, lo que quiso decir el aspirante a dirigir los destinos de Morena, es que es un hecho que el gobierno de la 4T tomará como su blanco favorito, ahora con el terrorismo fiscal, a los causantes cautivos que aun con toda la buena intención del mundo contraten servicios que a la postre se respaldaron, por ejemplo, con facturas apócrifas.

La presidenta de la Comisión de Hacienda y Crédito Público, Patricia Terrazas Baca (PAN), advirtió que tipificar la facturación falsa y las empresas ‘fantasma’ como delincuencia organizada y amenazas a la seguridad nacional se puede considerar “terrorismo fiscal”, ya que sería un golpe a los empresarios al equipararlos con delincuentes.

Además, con los cambios legales que plantea la minuta del Senado, no habría manera de generar inversión en México, por lo tanto, no se generaría empleo. Dichas modificaciones no son necesarias, porque las conductas referentes a la defraudación fiscal ya están reguladas en los artículos 108 y 109 del Código Fiscal de la Federación.

Aseguró que los legisladores podrían aumentar las penas por esas conductas, pero sin modificar normatividades como la Ley de Seguridad Nacional.

Los empresarios, además de tener el riesgo de invertir su capital en algo redituable, ahora tendrán el de perder la libertad; y que por no presentar una declaración, se le dé el mismo trato que a un delincuente que posee armas de fuego con uso exclusivo del Ejército, un vendedor de drogas o un asesino.

“Se puede llamar hasta terrorismo fiscal (…) porque si un contribuyente no es localizado, se puede convertir en un contribuyente empresa ‘fantasma’ y siendo una empresa ‘fantasma’, ya es prisión preventiva oficiosa o cancelación de sellos, ya no puede trabajar. O sea, son conductas que pueden convertirse en un fondo gravísimo”, sostuvo.

La tasa de empleo va a la baja y si los diputados no atienden esa señal tan clara, caerán “en omisiones gravísimas, y este país lo que necesita es generar riqueza, generar empleo y hacer crecer la economía”.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.