Solución inmediata al desabasto
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Solución inmediata al desabasto

COMPARTIR

···
menu-trigger

Solución inmediata al desabasto

04/03/2020

Cuál será la realidad en torno al desabasto de medicamentos para enfermos de cáncer y otros padecimientos, porque mientras la Secretaría de Salud y el mismo presidente de la República se empeñan en aseverar que el problema ya está solucionado, lo cierto es que al hablar con los pacientes y sus familiares, la versión es contraria a la oficial.

Se habla que la curva de aprendizaje retrasó todos los procesos de adquisiciones de medicamentos, también se dice que la austeridad republicana agotó los recursos de innumerables partidas destinadas al sector salud en aras de fondear los programas asistenciales de la 4T y las tres obras insignias de este sexenio: Santa Lucía, Dos Bocas y el Tren Maya.

Lo cierto es que conforme pasa el tiempo, lejos de solucionarse el desabasto y la crisis que prevalece en el sistema nacional público de salud, se recrudece y no solo se trata de los medicamentos de enfermedades terminales, sino también de la mayoría de los pertrechos que requieren los hospitales y clínicas.

El reclamo es generalizado tanto en los Congresos locales de algunas entidades, como del mismo Congreso federal. En la Cámara de Diputados el Pleno aprobó un acuerdo de la Junta de Coordinación Política por el que exhorta a los poderes Ejecutivo Federal y Judicial a salvaguardar a las y los mexicanos en materia de salud.

En la sesión de ayer se avaló el documento en votación económica para que el Poder Judicial de la Federación privilegie –en las resoluciones incidentales y de fondo, relativas a la impugnación de la Norma Oficial Mexicana NOM-051– los derechos humanos en materia de salud, información, bienestar y prevención de los problemas de sobrepeso, obesidad, diabetes, hipertensión y demás enfermedades que dañan la salud de las y los mexicanos.

Los sectores sociales más desprotegidos son los que padecen el desbarajuste que existe en el sector salud y ahora también tienen que sufrir la desaparición del Seguro Popular y la creación del Insabi, así como el cobro del servicio médico que presta.

Resulta inconcebible, por decir lo menos, que el gobierno de López Obrador no se aplique a fondo para resolver el problema que se ha ido agudizando por la falta de operatividad y de recursos presupuestales.

Si la orden presidencial se acatará en torno a desabasto, ya en estos momentos estaría resuelto, empero, o le reportan al primer mandatario con datos falsos, o de plano no existe voluntad política para suministrar los medicamentos.

Como están las cosas, no se ve en el corto plazo que el problema, ya no digamos desaparezca, sino por lo menos se atenúe.

Si no se da un golpe de timón en las prioridades del gobierno de la 4T, el malestar de la gente escalará a dimensiones sociales más peligrosas y si a eso le sumamos todo lo que ocurre en torno a la violencia de género, pues se convierten en dos temas escabrosos que inciden en la popularidad del presidente y la viabilidad de su proyecto político hacia el futuro.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.