menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Se extinguen los contrapesos del Ejecutivo federal

COMPARTIR

···
menu-trigger

Se extinguen los contrapesos del Ejecutivo federal

11/11/2019
Actualización 12/11/2019 - 11:40

Mientras corren aires de esperanza democrática por Latinoamérica con la caída del dictador Evo Morales, en México se sigue con el proceso de cepa de organismos autónomos y la cooptación del Legislativo y el Judicial por parte del Ejecutivo federal.

La misma ruta que emprendió Evo Morales en Bolivia y Nicolás Maduro en Venezuela se continúa en nuestro país para mantenerse en el poder más allá del periodo constitucional por el que fueron electos inicialmente.

A menos de un año del actual gobierno observamos que como pinos de boliche van cayendo los contrapesos del gobierno; verbigracia, lo que ocurre con la imposición de una incondicional, al frente de la CNDH,

Con este agandalle, López Obrador refuerza su estrategia para vulnerar los organismos autónomos, el sistema de partidos, las organizaciones civiles, los medios de comunicación y la división de poderes; y que tiene como objetivo debilitar cualquier contrapeso a su gobierno.

En San Lázaro, la diputada Verónica Juárez Piña subrayó que López Obrador, en el fondo, busca cooptar, desaparecer o debilitar cualquier contrapeso que ponga en duda, cuestione o critique las decisiones arbitrarias que está tomando desde el Ejecutivo federal.

Hay toda una lista de agravios a los contrapesos que empezarían por la desaparición del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) –en el marco de la reforma educativa–, y al colocar al frente de otros organismos, como la Comisión Nacional de Hidrocarburos, a personajes sin formación adecuada e identificados con Morena.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación no escapa a ese control que se está imponiendo desde la Presidencia de la República y no solo hablamos de la renuncia del ministro Eduardo Medina Mora, sino de la reconocida alineación de objetivos que existe en este tribunal con la 4T.

Ningún sector de la sociedad escapa a las intenciones hegemónicas del gobierno. Vemos las campañas de linchamiento contra el sector empresarial, medios de comunicación, periodistas y organizaciones de la sociedad civil que han cuestionado decisiones erróneas del gobierno.

La expresión de López Obrador de ‘muerden la mano de quien les quitó el bozal’, por las críticas de periodistas al fallido operativo de Culiacán, Sinaloa, son lamentables y atentatorias contra la libertad de expresión.

Refiere la legisladora Juárez Piña que el presidente no sólo evidencia de nueva cuenta su talante autoritario, sino que pretende desconocer que la libertad de expresión es un derecho que se ha ganado con el esfuerzo de todas y todos los mexicanos, los medios de comunicación y periodistas. Gracias a esa lucha de décadas, entre otros factores, se generaron las condiciones en las que él pudo ganar la Presidencia.

Después de apropiarse la CNDH, ahora van por el INE, institución que es piedra angular del proyecto político transexenal de AMLO. Con la revocación de mandato y las consultas populares, el Instituto Nacional Electoral es necesario mantener el control del juez y organizador de esta nueva figura electoral para México.

Hay que recordar que Morena está impulsando en la Cámara de Diputados una reforma electoral que busca desaparecer el INE. El último intento es la iniciativa de diputados morenistas para disminuir de nueve a tres años la presidencia del INE.

En esa misma ruta se enmarca el fallido intento presidencial y de Morena de reducir el financiamiento a partidos. Es una propuesta inequitativa y engañosa. No quieren disminuir el costo de la democracia, sino debilitar el sistema de partidos para convertir a Morena en el nuevo partido PRI del siglo XXI.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.