Reelección presidencial
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Reelección presidencial

COMPARTIR

···

Reelección presidencial

06/09/2019

El único que se puede reelegir es el presidente y uno que otro gobernador como Jaime Bonilla en Baja California, al prolongar mediante una chicanada en el Congreso local su mandato constitucional como gobernador de dos a cinco años, pero de ninguna manera los legisladores en puestos de dirección, así de claro es el mensaje presidencial a todos sus correligionarios y la sociedad.

Los hechos permiten interpretar las intenciones, sobre todo a futuro y por ellos afirmamos que es tal la terquedad de López Obrador por la Revocación de Mandato porque ello le abriría la puerta de par en par a la prolongación de su sexenio.

La obsesión de AMLO mostrada en el tema y que en su momento lo hizo también Hugo Chávez en Venezuela, solo tiene un propósito y es tirar por los suelos uno de los artículos constitucionales más emblemáticos. El 83, aquél que se refiere al Sufragio Efectivo, No reelección.

Este apotegma Maderista representó una rotunda oposición a lo que vivió México desde 1876 hasta 1910 y que representó el periodo más sangriento por el que haya transitado el país.

El presidente entrará a ejercer su cargo el 1 de diciembre y durará en este durante seis años. Una vez culminado ese periodo, no podrá ser reelecto, señala el texto constitucional.

Vayamos por partes, el berrinche que hizo Martí Batres al no ser reelecto como presidente de la Mesa Directiva del senado, puso en evidencia la severa escisión por la que transita Morena, al tiempo de pulsar el ánimo de López Obrador en este tema.

De igual manera, sucedió con Porfirio Muñoz Ledo, quien tuvo que dimitir a seguir pastoreando a los diputados federales por las presiones ejercidas desde Gobernación.

Quedó claro en ambos casos que los cargos de relumbrón que pretendían mantener Batres y Muñoz Ledo no servían de nada al proyecto legislativo de la 4T, al contrario, polarizó más los ánimos en el congreso entre Morena y sus adversarios políticos y con ello minó el campo de los acuerdos, el equilibrio y los puentes de la negociación.

López Obrador fue contundente ante los legisladores de Morena al advertir que se eligieran las Mesas Directivas conforme a la reglamentación vigente, empero, algunos fingieron demencia al llamado presidencial, como el propio Porfirio, quien en sus sueños guajiros pensó retirarse con el membrete que le otorga la presidencia de la Cámara Baja.

Lo que viene, sí representa un tema relevante para el país y esperemos que en este toma y daca que se dio entre los partidos políticos no se haya negociado la Revocación de Mandato y todas las modificaciones constitucionales que conlleva, como es el hecho de que necesariamente el INE no sea el encargado de instrumentar y calificar las consultas populares.

Como se recordará la cancelación de la construcción del nuevo aeropuerto de Texcoco se sustentó en una consulta popular inconstitucional que abrió paso a una de las decisiones más controvertidas y más dañinas para el país.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.