Precampaña en San Lázaro
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Precampaña en San Lázaro

COMPARTIR

···
menu-trigger

Precampaña en San Lázaro

01/02/2018
1


Ellos se perfilan para aparecer en la boleta en 2018. (Especial)
,

En estos tiempos de precampaña todo puede pasar y más en la Cámara de Diputados, donde los grupos parlamentarios, con el pretexto de definir su agenda legislativa para el sexto periodo ordinario de sesiones, dieron espacio a su candidato presidencial y otros a los miembros más relevantes del gabinete del presidente Enrique Peña Nieto.

Por un lado, los legisladores de la coalición Por México al Frente se vistieron de gala por la presencia de Ricardo Anaya, en tanto que los del PRI recibieron, por separado, a los secretarios de Gobernación, Hacienda, Educación, Economía y Desarrollo Social, quienes en breves exposiciones plasmaron las principales acciones a desplegar en la última parte del sexenio y los temas que el Legislativo tiene pendientes y van a impulsar.

Como en el fútbol los fotógrafos y camarógrafos se ubican atrás de la portería que va a recibir más goles, igual en la cancha de San Lázaro los compañeros de los gráficos se aglomeraron ante la presencia del abanderado del PAN, PRD y MC, que aprovechó para vanagloriarse de los resultados de una encuesta en donde aparece consolidado en segundo lugar y muy lejos su adversario del PRI, Verde y Nueva Alianza.

Convertido en pasarela y casa de campaña, las instalaciones del recinto de San Lázaro tuvieron un inusual programa de actividades, donde todas las bancadas parlamentarias se aprestaban a definir los temas de su agenda, sin dejar a un lado lo político. En ese marco, el líder de Nueva Alianza, Luis Castro Obregón, acompañó a su grupo y acordaron poner en el centro de sus prioridades el tema educativo. En tanto para los del PVEM, coordinados por Jesús Sesma, su bandera y retos siguen siendo en pro del medio ambiente y la ecología.

Casi simultáneamente, al otro lado del patio central se apostó Enrique Ochoa Reza, líder nacional del tricolor, que sonriente y festivo hacía mención de la encuesta que llevó a cabo el Banco Santander entre hombres de negocios, cuyo resultado es ampliamente favorable para José Antonio Meade sobre sus adversarios, al tiempo de sentenciar que su candidato será el próximo presidente de México.

En ese contexto de reuniones plenarias, a muchos diputados priistas sorprendió, e incluso molestó, el nombramiento de Carlos Iriarte Mercado como su nuevo coordinador, en virtud –dijeron– de que existen otros reconocidos liderazgos de otras entidades que tienen mejores blasones para comandar la nave en el último trecho de actividades de la LXIII Legislatura; sin embargo, prevaleció, como ha sido todo el sexenio, el poder mexiquense.

Habría que acotar que quien de forma natural se antojaba para relevar a César Camacho Quiroz era el sinaloense Enrique Jackson. Sin embargo, nos enteramos que por razones de salud no pudo tomar esa responsabilidad. Resulta que está recién operado de las tres lumbares bajas, por lo que sigue convaleciente y no obstante ello estuvo presente en la plenaria.

Claro que es muy difícil llenar los zapatos de César Camacho, ya que además de la experiencia legislativa cuenta con una vasta trayectoria en el servicio público, en la cual destaca haber sido gobernador del Estado de México. Su trato fino y aterciopelado es acompañado por un fuerte carácter y don de mando, cualidades que le sirvieron para coordinar con buen tino a la bancada tricolor en la Cámara baja.

En la primera prueba de fuego de Iriarte, ante los miembros del gabinete, se notó presionado y nervioso, a tal grado que contagió a sus correligionarios. Así, quien será el nuevo presidente de la mesa directiva, el regiomontano Edgar Romo, se confundió al dirigirse al nuevo líder como César Iriarte... por lo que tuvo que corregir con un “suena bien”, entre risas de sus pares.

Más allá del anecdotario diremos que la labor legislativa se constriñe a lo que se disponga en los altos niveles del Olimpo, ya que ninguna de las coaliciones en pugna se mueven por sí solas, unos esperan señales y guiños de Ricardo Anaya; otros están plegados a los designios del señor de Los Pinos y, por supuesto, de Meade; sin olvidar que los de Morena sesionaron el martes con indicaciones e instrucciones muy precisas de su mesías.

También te puede interesar:
El Tianguis Turístico de Mazatlán
Hacia un sistema parlamentario
Plenarias con suplentes y sin acuerdos a la vista

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.