Pinocho sería jefe de gabinete
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Pinocho sería jefe de gabinete

COMPARTIR

···
menu-trigger

Pinocho sería jefe de gabinete

06/05/2020
Actualización 06/05/2020 - 16:44

Las mentiras son el pan de cada día en Palacio Nacional, cuando no se habla de que se tienen 400 mil millones de pesos guardados producto de los ahorros por la corrupción, se menciona la creación de dos millones de empleos o, más aún, que nuestro país es el que tiene menos enfermos por el Covid-19.

“Nosotros no somos iguales”, apunta molesto el primer mandatario cuando se le cuestiona sobre los ventiladores comprados por el IMSS Hidalgo a un hijo de Manuel Bartlett, en un sobreprecio escandaloso.

El registro de mentiras o medias verdades está al igual que aquellas afirmaciones del presidente que no se pueden comprobar. “El coronavirus es producto del neoliberalismo”.

Hay de mentiras a mentiras, sobre todo aquellas que solo cumplen con el expediente para que los amlovers salgan a defender a su pastor ante los detractores. Otras en cambio, atentan contra la vida de las personas como el subestimar el daño de la pandemia en la salud y la economía.

Así las cosas, mientras que el presidente y su patiño favorito Hugo López-Gatell dicen que se está aplanando la curva de contagios por el Covid-19, el Ejército activa el Plan DN-III.

El optimismo en Palacio Nacional contrasta con la saturación de pacientes en los hospitales públicos. Contagiados duermen en sillas y en el piso en espera de una cama y luego de algún respirador disponible.

Las porras del presidente al 'subse' consentido son de antología; en contraste, de acuerdo a varios especialistas y diversos modelos matemáticos, México está entre los cinco países del mundo con más contagiados por el coronavirus.

Sin pruebas masivas no se podrá levantar la contingencia en nuestro país. Empero, López-Gattel dijo que se han reducido los contagios hasta en un 75 por ciento.

En tanto, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, se la rifa con todos los recursos disponibles en la capital del país, en donde ya es alarmante el número de enfermos; por su parte, el presidente insiste que se ha domado la bestia y que se ve la luz en el camino.

En las entidades federativas la mayoría de los gobernadores fueron a contracorriente con las disposiciones que siguió el gobierno federal y merced a ello presentan mucho menos casos que, por ejemplo, la CDMX, Veracruz, Morelos y Tabasco, que por una nefasta confidencia son gobernados por Morena.

La mentira es la piedra angular del discurso mañanero y la agenda pública se nutre de ella todos los días, no importa que después se olvide o de plano se contraste con la realidad, lo relevante es que para las bases clientelares de la 4T, López Obrador ya contó su verdad.

Esta fórmula le ha dado relativo éxito a AMLO. Sin embargo, en temas tan delicados como es la pandemia, ya no se puede mentir sin que haya consecuencias funestas y eso es lo que está pasando, ya que al subestimar la crisis, muchos no han tomado en cuenta la gravedad del coronavirus.

Para ser colaborador estrella del presidente deben estar acostumbrados a mentir y si lo hacen bien pueden incluso llegar a ser secretario de Estado, director de Pemex o CFE y, en el menor de los casos, subsecretario de Salud.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.