Los diputados de oposición, en deuda
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Los diputados de oposición, en deuda

COMPARTIR

···

Los diputados de oposición, en deuda

25/06/2019
Actualización 25/06/2019 - 15:32

En la Cámara baja no se ve ni se siente la oposición, pareciera que la aplanadora que comanda Morena y sus aliados los tienen completamente dominados, y si bien es cierto que no tienen los votos para impedir la mayoría calificada, también es una verdad que no se han cohesionado como sus pares en la colegisladora.

Los diputados del PAN, PRI, PRD y MC realizan esfuerzos hasta cierto punto aislados, pero no han logrado construir los acuerdos para constituir un bloque opositor cohesionado.

Ojalá que la actitud mostrada la semana pasada por Marko Cortés, del PAN; Claudia Ruiz Massieu, del PRI; José Ángel Ávila, del PRD, y Clemente Castañeda, de Movimiento Ciudadano, en torno a fijar su posicionamiento en contra de la revocación de mandato que propone Andrés Manuel López Obrador, se transmita a sus correligionarios en la Cámara de Diputados, sobre todo ahora que vienen a discusión dos temas relevantes para la semana que inicia: uno, las audiencias públicas de parlamento abierto para las leyes secundarías en materia educativa; y dos, en un nuevo periodo extraordinario discutir el Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024.

También existe un grupo de diputados, llamados independientes, que se mueve conforme va el viento, sin causa y sin mística, que sólo responde a la coyuntura y a las canonjías que están en juego. Sus nombres no valen la pena citarlos, pero saldrán a la hora de vender sus favores.

El bloque opositor, conformado por diputados de Acción Nacional, Revolucionario Institucional, de la Revolución Democrática y Movimiento Ciudadano, podrían argumentar que no tienen los números para hacerle frente a la aplanadora del partido en el poder, empero no se trata de cantidad sino de calidad, tanto en el debate como en la valentía y conocimiento de los temas que quieren establecer en la agenda.

Cuántos diputados existen en la historia legislativa que no necesitaron vejigas para nadar, como Benito Juárez, Melchor Ocampo, Efraín González Morfín, Carlos Castillo Peraza y Heberto Castillo, por citar algunos. Al contrario, su voz única e independiente rompió paradigmas y fijó nuevos derroteros a la nación.

Este tipo de legisladores son los que se requieren en estos momentos cruciales para el país.

Habría que recordar que cuando el PRI se mantuvo en el poder por más de siete décadas, los legisladores de oposición, que eran unos cuantos, paulatinamente lograron la alternancia.

Deben cumplir con su responsabilidad histórica de significarse como un auténtico contrapeso a los intentos dictatoriales de López Obrador.

Los diputados de oposición dejaron pasar la revocación de mandato, pero por fortuna sus compañeros en la colegisladora se opusieron a ello y seguramente así será hasta después de 2021.

De siete sólo quedaron tres. Alejandro Moreno Cárdenas, Ivonne Ortega y Lorena Piñón, cumplieron con todos los requisitos exigidos para comandar a ese partido en su proceso de reinvención. Los otros cuatro aspirantes se desinflaron al no contar con el respaldo necesario de las estructuras, tal como le sucedió a Ulises Ruiz, quien no obtuvo las firmas de los sectores ni de comités estatales.

A propósito de Alito, habría que recordarle que tenga cuidado en la conformación de su “superequipo de comunicación social”, ya que los reporteros de la fuente y de otros espacios informativos no los ven con buenos ojos. Sólo es cuestión de preguntar.

Mientras tanto, hoy quedará instalada las Comisión de Procesos Internos, que estará entregando más tarde los dictámenes de procedencia.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.