Desde San Lázaro

La valla del gobierno 'más feminista'

Con una valla de acero rodeando Palacio Nacional, el gobierno federal decidió dar respuesta a la situación de violencia que viven las mujeres mexicanas.

Con una valla de acero que rodea el Palacio Nacional, el gobierno federal decidió dar respuesta a la situación de violencia que las mujeres mexicanas viven cada día en el país. Ante la exigencia de detener esa violencia, el presidente Andrés Manuel López Obrador decidió proteger su casa, y resguardarse, tras una ignominiosa valla que de cínica manera, desde el gobierno, denominaron de 'la paz'.

Cuando las mujeres están a punto de conmemorar, que no festejar, el Día Internacional de la Mujer, la respuesta de Palacio Nacional fue elevar un muro. Desde aquí las escuchamos, fue el mensaje que mandó el 'gobierno más feminista' que hoy se mantiene escondido.

Las mujeres en México no viven hoy una situación fácil. El año pasado quedó marcado como el periodo en el que se rompió el récord de más feminicidios, más municipios con asesinatos de mujeres por razones de género y más llamadas de emergencia por violencia contra las mexicanas, y aquí no hay posibilidad de apelar a los 'otros datos', pues los números corresponden a los que mes con mes da a conocer el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

El SESNSP, que lleva las cifras oficiales de los delitos cometidos en México, señaló que de enero a noviembre de 2020 hubo 888 víctimas de feminicidio en el país, 1.72 por ciento más que en el mismo periodo de 2019, cuando hubo 873 casos. Estos datos muestran que, lejos de disminuir, durante este gobierno se han incrementado los feminicidios de manera alarmante, al grado que en 2020 registraron el nivel más alto y duplicaron la cifra registrada en 2015.

Además, la violencia contra las mujeres en México se ha extendido, lo que agrava la situación pues cada vez es mayor el territorio del país donde se registra al menos un feminicidio. Durante el año pasado se registró al menos un feminicidio en 424 municipios del país, mientras que en 2019 fueron 409 los municipios en donde alguna mujer fue asesinada por razones de género.

Mientras las mujeres demandan cada día el fin de la violencia en su contra, el presidente López Obrador les manda decir que si no entendieron el 'ya chole', pues que entiendan que a él lo que de verdad le importa es que no ensucien su casa, que no le hagan pintas al Palacio Nacional, porque eso da fea imagen de México hacia el exterior.

Y es que el presidente enfurece porque las mujeres mexicanas se niegan a entender que este gobierno es diferente y es humanista, y por ello respalda la presunción de inocencia de Félix Salgado Macedonio, sobre quien pesan distintas denuncias penales por violación y abuso sexual. Las mujeres también siguen sin entender que el muro metálico se levantó para protegerlas a ellas mismas, para evitar provocaciones y, de paso, proteger edificios históricos, de acuerdo con el propio gobierno.

El muro levantado alrededor de Palacio Nacional, que refleja la indolencia de este gobierno respecto a la situación de gravedad que viven las mujeres en el país, fue transformado en un 'muro de memoria', en el que se escribieron los nombres de mujeres víctimas de feminicidio y diversos colectivos feministas colocaron flores.

El 'gobierno más feminista', que no tiene nada que ver con el pacto patriarcal porque en el gabinete colaboran varias mujeres, hoy da una nueva lección al mundo: no es ni feminista, ni humanista. Por el contrario, ha traicionado la lucha de las mujeres por un México sin violencia. El gobierno federal hoy mostró su verdadero rostro, resguardado de las mujeres por una valla metálica. Así, de ese tamaño su miedo.

COLUMNAS ANTERIORES

Los falsos mantras del presidente
La 4T se pasa por el arco del triunfo a la JFCA

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.