Incompetencia en salud, sello de la 4T
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Incompetencia en salud, sello de la 4T

COMPARTIR

···
menu-trigger

Incompetencia en salud, sello de la 4T

09/01/2020
Actualización 10/01/2020 - 11:59

Las advertencias hechas por los expertos en materia de salud pública y desde el mismo Congreso en relación a la sustitución del Seguro Popular (SP) por el Insabi, se mantuvieron a lo largo del año pasado, incluso seis exsecretarios de Salud, alertaron sobre la transición, mediante una misiva. Sin embargo, no hubo poder humano para que el presidente López Obrador reconsiderara su decisión.

La desaparición del Seguro Popular anuló uno de los avances institucionales más importantes del sistema de salud mexicano en este siglo. De hecho, dicen los extitulares de Salud que el Seguro Popular era una pieza fundamental que se colocó sobre el edificio construido por las generaciones anteriores de médicos, enfermeras y trabajadores de la salud y su diseño e implementación se hizo por encima de prejuicios ideológicos o agendas partidistas.

Quién pondría en tela de juicio la experiencia y el alto perfil profesional de los firmantes de la carta en donde alertaron sobre el problema. Veamos, doctores: Guillermo Soberón Acevedo, Julio Frenk Mora, José Ángel Córdova Villalobos, Salomón Chertorivski, Mercedes Juan López y José Narro.

La mutación del SP al Insabi requería de una gran planeación y capacitación de todo el personal de salud, así como de funcionarios de alto nivel, comenzando por el secretario de Salud, Jorge Alcocer y por el titular de ese nuevo organismo, Juan Antonio Ferrer, así como el Presupuesto etiquetado. Esto no se cumplió y las consecuencias están a la vista

Los resultados han sido desastrosos, lo que habla de la incompetencia, producto de la inexperiencia y la ineptitud de los nuevos cuadros de servidores públicos que ha sumado la 4T a los principales cargos del gobierno federal.

Por desgracia, lo que pasa en el sector salud ocurre prácticamente en caso todo el sector oficial.

Las quejas de los pacientes y usuarios del Insabi no se han hecho esperar, tanto por los cobros como la falta de medicamentos y medicinas.

Al respecto, la diputada federal, Verónica Juárez Piña, quien coordina a la fracción perredista, recordó que “el grupo parlamentario de MORENA se rehusó a cumplir con lo establecido en la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, que determina que debe existir el estudio de impacto presupuestal, es por ello que, aun y cuando el decreto de creación del Insabi prevé que la nueva institución operará con los mismos recursos que tenía el Seguro Popular, ni ellos ni el Presidente sabían cuánto sería lo necesario para que operara. En su prisa por dar gusto al presidente, MORENA violó la ley y ahora quienes pagan son los usuarios”.

Con tres lustros de existencia el SP atendió en los últimos seis años 308 mil casos de enfermedades muy severas, mexicanos de los más pobres del país, que se vieron favorecidos por esta institución y por el Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos.

Ahora el Insabi nace muerto ya que no tiene el suficiente presupuesto para atender la demanda y ello representa un daño mayor a los pacientes, quienes tenían al Seguro Popular como su única opción para mantenerse sanos y con vida.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.