menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Igualdad de oportunidades para las mujeres

COMPARTIR

···
menu-trigger

Igualdad de oportunidades para las mujeres

16/10/2020
Actualización 16/10/2020 - 14:49

La lucha de las mujeres por la paridad de género en todos los campos de la sociedad, también ha sido compartida por muchos hombres que han pugnado por esa igualdad de oportunidades y en lo que se refiere al sufragio femenino de las féminas, resulta inconcebible que apenas hace 67 años, no tenían ese derecho y menos de ser votadas para cargos de elección popular.

Ayer, la conmemoración del sufragio efectivo femenino podría incluso sonar como una banalidad celebrar tal suceso, sin embargo, la lucha ya no es por derecho al voto, sino por terminar con las terribles amenazas a su vida, a su seguridad y falta de oportunidades laborales.

Para las jóvenes de hoy resulta como de broma saber que en México en el siglo pasado, las mujeres no podían votar y claro ahora, los retos son otros, pero igual de urgentes atenderlos, como los feminicidios y la violencia de género

El reto es continuar trabajando en todos los frentes para que en el corto plazo se termine con el machismo, se castigue la misoginia y se reprenda a los empleadores que hacen menos a las mujeres.

En sesión solemne con motivo del 67 aniversario del sufragio femenino en México, la presidenta de la Cámara de Diputados, Dulce María Sauri Riancho, expresó que esta conmemoración debe ser compromiso de lucha para reconocer y atender las diferencias y desventajas que viven millones de mujeres y niñas, en esta crisis sanitaria y económica que asuela a la sociedad mexicana.

Enfatizó que a las jóvenes mujeres de la tercera década del siglo XXI, el pasado no las compromete más que a luchar por su propio futuro; no les basta la construcción de un entramado jurídico que establezca derechos, sino que demandan con furia arrancar de raíz la violencia que las afecta, simplemente por su condición de género.

Demandan igualdad de oportunidades, exigen resultados de las políticas y de los programas que aspiran a poner los medios para ejercer derechos al trabajo, a la educación, a la salud, a la participación económica, a la igualdad salarial.

Hace apenas 67 años las mujeres adquirieron el derecho político fundamental, votar y ser electas a los cargos públicos, pues fue un 17 de octubre de 1953 cuando se publicó en el Diario Oficial de la Federación la reforma constitucional.

En 1954, en Baja California, Aurora Jiménez de Palacios fue electa como diputada federal, y a partir de 1955, las mujeres llegaron lentamente a la Cámara de Diputados, legislatura tras legislatura.

La diputada María Elizabeth Díaz García (Morena) sostuvo que aún se tienen pendientes para que la participación política de las mujeres sea una realidad. “Nos falta una mujer presidenta”, sólo siete mujeres han sido gobernadoras, 21 secretarías de Estado y sólo mil 523 presidentas municipales; sin embargo, “en los últimos años hemos dado pasos fuertes y precisos”.

Por el PAN, la diputada Verónica María Sobrado Rodríguez sostuvo que en esta legislatura de la paridad se avanzó en la consolidación del 'piso parejo', pero aún falta camino por conquistar para la auténtica igualdad de derechos. “Todavía hay muchos espacios y lugares donde los derechos políticos de las mujeres no se ejercen a plenitud y actitudes que perturban la universalización de los derechos”.

De Movimiento Ciudadano, la diputada Martha Tagle Martínez se congratuló que por segundo año consecutivo la Mesa Directiva sea presidida por una mujer y que las principales comisiones sean encabezadas por mujeres. Hizo un llamado a dejar huella en la legislatura de la paridad y propuso una agenda mínima en materia de presupuestos públicos con enfoque de género.

Por el PRD, la diputada María Guadalupe Almaguer Pardo dijo que si bien se ha avanzado en reformas a favor de las mujeres aún falta por lograr que la paridad sea un reconocimiento socialmente pleno y responsable de quienes ocupamos los espacios de decisión.

Por lo menos en este tema, coinciden los planteamientos de las legisladoras y ello resulta encomiable en tiempos de crispación política.

Consulta más columnas en nuestra versión impresa, la cual puedes desplegar dando clic aquí

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.