Habemus superdelegados
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Habemus superdelegados

COMPARTIR

···
menu-trigger

Habemus superdelegados

29/11/2018
Actualización 29/11/2018 - 11:50

Ya con la aprobación de las reformas a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal en la Cámara de Diputados, irrumpen formalmente en el escenario político los llamados superdelegados, que no sólo asumirán las funciones que ejercían los delegados federales estatales, sino también atribuciones en seguridad pública.

Considerados por algunos como vicegobernadores o virreyes, tendrán también un rol preponderante en la estructura partidista de Morena, ya que con la operación de los fondos federales de los programas asistenciales podrán ir conformando una muy buena estructura electoral, que les permita ganar las elecciones intermedias de 2021 y por supuesto también las de gobernador y todas aquellas que se les crucen en el camino.

El engendro aprobado por los legisladores violenta el orden constitucional, particularmente lo relativo a las atribuciones de los gobernadores de los estados, además de otros ordenamientos que cita la Carta Magna.

De hecho, las bancadas del PAN y del PRI en el Senado ya adelantaron acciones de inconstitucionalidad ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación contra la citada ley, debido a que se concentra el poder político, presupuestal y de fuerza pública en una sola persona, los superdelegados, y pone en entredicho la soberanía y autonomía de los estados de la República.

Los gobernadores, en privado, muestran su total desacuerdo, pero otros, como Enrique Alfaro, de Jalisco, y los del PAN, se han manifestado en público totalmente en contra de la medida.

Mientras son peras o son manzanas, la reforma se envió al Ejecutivo para su publicación en el Diario Oficial de la Federación. La pregunta es si lo hará Enrique Peña Nieto o Andrés Manuel López Obrador, en cualquiera de los casos se tendrán dos mandatarios en las entidades: uno legal y constitucional, y el otro se mantendrá en suspenso hasta que la Suprema Corte declare su inconstitucionalidad.

Los inconformes manifestaron su disposición a trabajar con el nuevo gobierno, empero ello no debe ser entendido como sometimiento de los órganos locales, incluyendo a las autoridades legítima y legalmente elegidas para gobernar.

El próximo gobernador de Jalisco fue más allá, al declarar que a partir del 6 de diciembre, fecha en que asume la gubernatura, el delegado de López Obrador no tendrá cabida en esa entidad.

Es de tal gravedad el asunto que, no me lo crean, algunos gobernadores están dispuestos a irse por la ruta del separatismo si la Suprema Corte no se pronuncia en contra de la creación de los superdelegados.

El presidente electo ha dicho que los municipios y los estados son libres y soberanos, por lo que tiene que ser respetuoso de las autoridades locales; sin embargo, su decir se contradice con lo expresado en las atribuciones otorgadas en la Ley Orgánica de la Administración Pública.

Lo que en un principio se vislumbraba como una excelente medida para reducir el aparato burocrático y la simplificación administrativa, al eliminar dos mil 300 delegaciones, subdelegaciones y oficinas de representación de diversas dependencias federales que sirven de enlace con el gobierno estatal, se convirtió en un instrumento político-electoral del tabasqueño.

Los también llamados virreyes forman parte de la estructura de la ya aprobada Secretaría del Bienestar, aunque en la práctica también llevarán a cabo tareas de coordinación de acciones en materia de seguridad pública.

Dice el senador Miguel Ángel Osorio Chong que da la impresión de ser una fábrica de precandidatos, yo digo que es un grupo de funcionarios que, sin haber ganado la elección respectiva, serán gobernadores de facto.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.