menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Gobernadores a cuatro fuegos

COMPARTIR

···
menu-trigger

Gobernadores a cuatro fuegos

24/09/2020
Actualización 24/09/2020 - 15:48

La crisis sanitaria y económica, la falta de recursos presupuestales, la guerra sucia y la cerrazón del gobierno del presidente López Obrador, han puesto a los gobernadores que no son de Morena en una situación crítica, que a veces raya en la alteración de la frágil estabilidad social en sus entidades.

Lamentable, por decir lo menos, el papel que tienen que hacer los mandatarios para conseguir dinero de la Federación para atender la grave problemática por la que transitan sus estados en materia económica, médica y de inseguridad pública, amén, claro está, de los casos regionales que también requieren apoyo presupuestal por parte del gobierno federal.

Además de andar mendigando en Palacio Nacional en donde despachan el presidente y el titular de SHCP, tienen que estar cuidándose las espaldas sobre todo en aquellas entidades, 15 en total, en donde va a haber elecciones a gobernador, ya que la guerra sucia se desató y, si no me cree, pregúntele a la gobernadora Claudia Pavlovich, de Sonora, quien sufre todos los días los embates de una jauría morenista que a base de mentiras e injurias pretenden desvirtuar el estupendo trabajo que está haciendo y que la coloca, en los últimos años, entre los tres gobernadores mejor evaluados del país, junto con Quirino Ordaz, de Sinaloa y Francisco Domínguez, de Querétaro. A veces a esta pléyade de magníficos también se incorporan Juan Manuel Carreras, de SLP y Mauricio Vila Dosal, de Yucatán.

Entonces, los jefes del Ejecutivo estatal están sometidos a cuatro fuegos que se resumen en dos vertientes: por un lado la falta de recursos económicos y por otro el bombardeo indiscriminado de acusaciones falaces tanto de la artillería enemiga como del fuego amigo.

Hay otro elemento que pone en alta posición de vulnerabilidad a los gobernadores y es la escisión que prevalece entre sus filas, ya que además de la Conago, ahora existe la Alianza Federalista que agrupa a 10 de ellos.

Si de suyo la crisis provocada por la pandemia y el mal gobierno de AMLO tienen al país en una situación de recesión y en las puertas de la ingobernabilidad, pues ahora hay que exponenciar la crisis en todas las entidades; unas, por falta de presupuesto y atención de la Federación, otras, por la incapacidad de sus gobernadores, como es el caso en donde gobierna Morena.

Así es, nada envidiable la situación por la que pasan los estados en donde por desgracia va a haber elección para relevar a su gobernador. Son 15 entidades que ya entraron a esa vorágine de lodo y suciedad y claro, todo el país caerá en esa dinámica porque estarán en juego casi 3 mil cargos de representación popular, además de que se renovará la Cámara de Diputados federal.

Así que las Baja California, Sonora, Sinaloa, Chihuahua, Nayarit, Zacatecas, Nuevo León, San Luis Potosí, Querétaro, Colima, Michoacán, Guerrero, Tlaxcala y Campeche serán testigos de una virtual guerra política en la que la decencia y la confrontación de ideas y propuestas no serán el común denominador, al contrario, será una lucha encarnizada, en donde se valdrá de todo, ante la indiferencia de la autoridad electoral.

Ya tuvimos una probadita hace unas semanas de con los videos de Emilio Lozoya y de Pío Obrador, en los cuales circuló el billete a raudales y cuyo objetivo fue la compra de votos.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.