Feminicidio, emergencia nacional
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Feminicidio, emergencia nacional

COMPARTIR

···
menu-trigger

Feminicidio, emergencia nacional

09/03/2020

Sin mujeres el mundo no se mueve, esta frase no solo habla del significado que tiene la ausencia de las mujeres en toda actividad el día de hoy, sino de un clamor generalizado en México para evidenciar su importancia en la sociedad y contra la violencia machista.

En el último año, la efervescencia femenina ha ido en aumento ante el incremento de los feminicidios y la violencia de género y que por respuesta por parte del gobierno, solo ha habido escusas, evasivas e impunidad.

Calificado como un paro inédito en México Un Día Sin Mujeres y marcado en la historia moderna como un parteaguas en la lucha que emprende la mujer contra la violencia de género, observamos la gran participación de las mujeres de todas las clases sociales en la marcha de ayer y hoy en el paro nacional.

Se dice que el movimiento no tiene tintes políticos y es verdad, se trata de una expresión colectiva ciudadana protestando por la violencia contra las mujeres y obviamente es una llamada de atención muy seria al gobierno del presidente López Obrador para que se aplique a fondo para responder a las demandas de las féminas o de plano que mejor se haga a un lado.

La diputada Guadalupe Almaguer Pardo exhortó al Poder Ejecutivo Federal a declarar emergencia nacional ante la violencia contra las mujeres, y al Poder Judicial para que siga los protocolos para prevenir y atender los feminicidios con perspectiva de género y de Derechos Humanos.

Hizo hincapié en que Andrés Manuel López Obrador tiene la absoluta responsabilidad de mandar un mensaje a todas las instancias del gobierno para tomar medidas que realmente funcionen y que, en lugar de hacer recortes presupuestales, debe de evaluar qué políticas están funcionado y cuáles no, y rectificarlas en caso de que sea necesario.

La violencia a las mujeres no está sólo en el asesinato, sino en las fiscalías que no responden a tiempo o en absoluto a las denuncias de desaparición, en los policías que no intervienen a los llamados de ayuda, en la comunidad que no se involucra en problemas de pareja y, en buena medida, en la carencia de datos unificados y minuciosamente catalogados a nivel nacional.

El reclamo de los legisladores de los partidos de PAN, PRI, PRD, MC Y PVEM es unánime y podría resumirse en lo que la misma legisladora exige que desde la Presidencia de la República se declare al feminicidio como emergencia nacional y se refleje en la comunicación institucional de toda la Administración Pública Federal, se implementen medidas, protocolos y políticas públicas. Lo cual deberá incluir que se devuelvan los recursos de los 20 programas a favor del empoderamiento de las mujeres mexicanas.

Las reducciones presupuestarias sí afectan directamente a la atención de las mujeres víctimas de violencia, por lo que es importante establecer políticas públicas que realmente funcionen y solucionen este problema.

Está en la cancha de López Obrador atender el reclamo generalizado de las mujeres y no solo eso, sino que al evadir su responsabilidad significará que se colocó del lado equivocado de la historia en las conquistas feministas en el país.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.