El SNTE y Panal, aliados estratégicos
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El SNTE y Panal, aliados estratégicos

COMPARTIR

···
menu-trigger

El SNTE y Panal, aliados estratégicos

21/03/2018
Actualización 20/03/2018 - 22:30

El apoyo del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) al candidato de la coalición “Todos por México”, es relevante en términos de lo que representa como una fuerza promotora del voto, su ascendencia en comunidades urbanas y rurales y, sobre todo, por su presencia a nivel nacional.

Van a ser más de 150 mil promotores del voto, según palabras del presidente del SNTE, Juan Díaz de la Torre, los que impulsarán un gran movimiento de ciudadanos que apoyarán a José Antonio Meade.

El abierto apoyo al candidato del PRI, Nueva Alianza y PVEM por parte del magisterio, puede ser definitivo en el resultado de la elección presidencial.

Algunos ingenuos señalan que la influencia de la maestra Elba Esther Gordillo en las filas del magisterio pudiera dar al traste con este apoyo a Meade; sin embargo, habría que estar atentos a lo que piensan los propios maestros al respecto, toda vez que lo único que recoge la otrora poderosa exlideresa es rechazo, vergüenza y repulsión. Sólo hay que observar los resultados del Congreso Nacional, recién celebrado, en donde fue reelegido Díaz de la Torre al frente de uno de los sindicatos que más agremiados tiene en el mundo.

Desde que la maestra fue acusada por diversos delitos en detrimento de las arcas del SNTE y las cuotas sindicales de los educadores, se realizaron radicales cambios en las dirigencias seccionales en todos los estados, que culminó con la consolidación de los liderazgos actuales en ese sindicato y en Nueva Alianza.

La mayoría de los profesores del SNTE apoyan la reforma educativa, ya que les ha permitido tener mayores emolumentos con base en su esfuerzo personal mediante la profesionalización. Además de que han apoyado los postulados de la educación con calidad. Por ello, de ninguna manera aceptarían una oferta retrograda como la que representa Andrés Manuel López Obrador y la CNTE.

Al respecto, Luis Castro Obregón, dirigente nacional de Nueva Alianza, apuntó en el evento de registro de Meade como candidato de la coalición “Todos por México”, en el INE, que su partido apoya a José Antonio porque representa un cambio sin ruptura, ya que otras opciones, dijo, llevan hacia una década perdida y otros no han tenido la capacidad de mantener la cohesión y tienen un proyecto que está polarizando a los mexicanos; por eso impulsaremos, aclaró Castro Obregón, cambios sin riesgo de retroceso.

Juan Díaz puntualizó que con Meade se fortalece el artículo tercero de la Constitución, que establece que la educación es un derecho; además de que se consolida un sistema que reconoce a los maestros que se han adherido a la reforma educativa.

Más allá de pronunciamientos, hay que recordar la pasada elección para gobernador en el Estado de México, en donde Alfredo del Mazo alcanzó un angustioso triunfo, merced precisamente al apoyo de Nueva Alianza, partido vinculante al magisterio.

Por supuesto que este par de aliados son de grueso calibre, y desde ahora ya empiezan a mostrar músculo, y seguramente en los próximos sondeos y encuestas se reflejará el apoyo.

Así las cosas, mientras el López se rodea de convictos y perseguidos de la justicia y Anaya de tránsfugas y mercenarios, Meade se deja arropar por los maestros que diario hacen patria desde las aulas.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.