El discurso antisistema, del lado de los independientes
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El discurso antisistema, del lado de los independientes

COMPARTIR

···
menu-trigger

El discurso antisistema, del lado de los independientes

12/02/2018
Actualización 12/02/2018 - 11:49

La irrupción de los independientes en la elección presidencial cambiará los resultados del próximo 1 de julio, en virtud de que representar una opción diferente, novedosa y sobre todo con mayor credibilidad, que sin duda atraerá a millones de votos a su causa, tirará todos los pronósticos y las tendencias de las encuestas.

El descomunal reto que enfrentaron Margarita Zavala, Armando Ríos Piter, El Jaguar, y Jaime Rodríguez, El Bronco, al recabar cada uno 866 mil 593 adhesiones en 17 entidades y cumplir con ello los requisitos del INE, plasma el deseo de la ciudadanía por un cambio, al tiempo de mandar una poderosa señal contra los partidos políticos y el propio sistema.

Ahora, casi en igualdad de condiciones con López Obrador, Anaya y Meade, los independientes se aprestan a irrumpir de lleno en la intercampaña, donde ya no habrá el spoteo indiscriminado y ahora sí la población medirá sus auténticas capacidades.

Claro, seguirán remando a contracorriente y en una contienda dispareja y desigual; sin embargo, este entorno ofrece también una oportunidad dorada para los independientes.

Todas las encuestas coinciden en que el puntero de ellas es AMLO, pero esto va a cambiar debido a que ya hay tres nuevas opciones, y que podrían convertirse en solamente una, lo que sin duda va a restarle votos no sólo al Peje, sino también a Anaya y a Meade, con lo que se perfila un inesperado resultado el próximo 1 de julio.

La oferta política de los independientes estará del lado del discurso antisistema, por lo que AMLO ya no estará solo y por ello nos atrevemos a decir que cientos de miles de votantes dejarán de apoyarlo para irse con opciones más auténticas.

Los independientes no manejarán la línea discursiva y oferta política del populismo –visto como una estrategia geopolítica de instauración de regímenes totalitarios–, sino que con su oferta antisistema pondrán en el paredón al gobierno y a los partidos que, entre otras cosas, no han podido cumplir con las expectativas que demanda la ciudadanía

La lista de resultados electorales contrarios a la lógica y a los encuadres tradicionales de la política empieza a echar raíces en el occidente. El triunfo del Brexit en Gran Bretaña y la victoria de Donald Trump son sólo algunos ejemplos del antiestablishment y que sin duda se replicará en México. Por ello lo quieren adoptar AMLO y Ricardo Anaya; sin embargo, no tienen credibilidad y sólo suenan vacuos, demagógicos y oportunistas; empero, ahora con los independientes se quedarán sin su principal bandera política.

Otro elemento que es común en los sondeos es el gran número de indecisos que serán definitivos a la hora de la elección, y ellos por antonomasia son afines a los independientes.

Ante este escenario todavía no está decidida la elección presidencial, aunque los merolicos de siempre anuncian ahora sí la llegada del mesías; sin embargo, como ha ocurrido en el pasado, tampoco ahora se encumbrará el 'elegido', por culpa, otra vez, de sus propios yerros y por tres mexicanos convertidos en candidatos independientes, que le arrebatarán su bandera antisistema y con ello terminarán con esta pesadilla.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.