Darwin, Trump y AMLO
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Darwin, Trump y AMLO

COMPARTIR

···
menu-trigger

Darwin, Trump y AMLO

07/05/2020
Actualización 07/05/2020 - 16:20

Con la declaración de Donald Trump de reabrir la economía de inmediato, incluso si esto provoca que más estadounidenses se enfermen gravemente de coronavirus o incluso que mueran, se consolida la idea que ha prevalecido entre varios científicos y mandatarios de otros países de que renazca la teoría del darwinismo social que postula la selección natural que tiene aplicaciones sociales en comunidades humanas y que está basado en la idea de la supervivencia del más apto.

En México, con la casi nula aplicación de pruebas masivas de detección se está dejando a que se infecte el mayor número de habitantes y de estos, solo sobrevivan los más fuertes por encima de aquellos que tienen enfermedades crónico degenerativas o de plano los más débiles como pueden ser los ancianos.

No es posible levantar la cuarentena dentro de dos semanas, 30 días o tres meses, sin la aplicación masiva de pruebas de detección del virus Covid-19. Entonces cuando se permita regresar a la vida normal seguirá el contagio.

Tanto Trump como el presidente López Obrador están que se les queman las habas por volver a la normalidad y con ello reactivar la economía.

Allá se aplican miles de pruebas diariamente, aquí estamos entre los países que menos pruebas se han aplicado en el planeta.

Este es solo una óptica del problema, lo que subyace en ese deseo de ambos mandatarios es granjearse la voluntad popular al no tenerlos recluidos en sus hogares y a que vuelvan a sus centros de trabajo y con ello, asegurar su reelección.

AMLO le ha apostado, tal como lo hizo Hugo Chávez y Nicolás Maduro en Venezuela, así como Evo Morales y Daniel Ortega en Bolivia y Nicaragua, respectivamente, a la revocación de mandato y con ello perpetuarse al frente del Ejecutivo federal.

No olvidemos que López Obrador tiene la perversión de capitalizar todo lo que sea de la tragedia que significa el Covid-19 a su favor: “la pandemia nos cayó como anillo al dedo”, significa que va a poder disponer de más presupuesto para fondear sus programas sociales que no son otra cosa que captación de adeptos, de voluntades y por supuesto de votos.

La evolución social basada en la idea de la supervivencia del más apto es usada para el manejo de la sociedad humana, insistiendo en la competencia étnica, nacionalismo, de clase, religiosa, los fifís, los chairos, etcétera, por los recursos naturales o posiciones de privilegio e incluso por apoyos por parte del Estado de dádivas y dinero público.

El darwinismo social está basado en interpretaciones sobre los escritos de Charles Darwin, promotor de la teoría de la evolución y selección natural y que fueron planteados inicialmente por Herbert Spencer y luego fue usada para fines políticos.

El darwinismo social fue de gran influencia y pieza toral en los deseos de expansión de los países imperialistas a finales del siglo XIX y la primera mitad del siglo XX.

El presidente de Estados Unidos ha expresado su frustración por la recesión económica que ha provocado el Covid-19 y que ha dejado a más de 30 millones de sus compatriotas sin trabajo y desde luego ha dañado su proyecto de un segundo mandato.

Aquí, si algún iluso piensa que López Obrador no busca pasar la frontera del 2024 en la presidencia de la República, está en un error que solo el tiempo dirá sobre quién ha tenido la razón. Mientras tanto, el país padece la mayor crisis de su historia, tanto económica, de salud y de inseguridad pública, aunque la idea final es que solo sobrevivan los más aptos o los que se adapten al nuevo orden social, político y económico del México que quedará después de que el virus, la delincuencia y la recesión económica, hagan su parte.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.