'Bronco' y 'Jaguar', fuera; Anaya, relevado
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

'Bronco' y 'Jaguar', fuera; Anaya, relevado

COMPARTIR

···
menu-trigger

'Bronco' y 'Jaguar', fuera; Anaya, relevado

12/03/2018
Actualización 12/03/2018 - 11:37

A 18 días de que empiecen formalmente las campañas rumbo al 1 de julio, en lo que se refiere a la elección por la Presidencia de la República, sorpresivamente ya no serán seis los candidatos, sino cuatro. Dos de ellos serán declarados no acreditados y otro, Ricardo Anaya, será relevado.

Vaya sorpresas que se están gestando en torno a los competidores presidenciales. La más impactante es la inhabilitación de la candidatura de Ricardo Anaya debido a varias investigaciones por lavado de dinero que se llevan a cabo en Estados Unidos, por sus agencias especializadas en el tema.

Ya no es sólo la victimización por la actuación “facciosa” de la PGR, sino ahora se robustecen las imputaciones derivadas de una investigación sobre las cuentas que tiene el abanderado de la coalición “Por México al Frente” en ese país. Esta información, publicada el fin de semana por varios columnistas, entre ellos, Salvador García Soto, dejaría a Anaya fuera de la contienda por la Presidencia y por ende el PAN, PRD y MC tendrían que buscar otro candidato.

De hecho, desde hace varios días, miembros prominentes de estos tres partidos han estado explorando la posibilidad sobre quien pudiera entrar al quite y el nombre de Miguel Ángel Mancera suena como el natural relevo, aunque hay voces que señalan que tendría que ser un panista. Sin embargo, el único blanquiazul que podría garantizar la victoria de esa coalición estará compitiendo bajo la figura de Independiente: Margarita Zavala.

En cualquiera de los casos, Ricardo Anaya debe urgentemente no sólo reforzar a su equipo de abogados en territorio nacional, sino también debe hacer lo propio en Estados Unidos.

Desde hace varias semanas, Anaya se ha dedicado a defenderse de las acusaciones derivadas de la triangulación de recursos y lavado de dinero, lo que le ha impedido atender la propia campaña. Tiene sólo una actitud reactiva y defensiva, en lugar de dedicarse de tiempo completo a marcar de forma proactiva la agenda político-electoral.

A estas alturas del partido deja de ser competitivo un candidato que no se dedica de tiempo completo a la tarea para la que fue designado por tres fuerzas políticas; y si al principio de la conformación de la coalición que encabeza se le veía con grandes posibilidades de ganar la elección, ahora está por desfondarse hasta el tercer lugar.

En lo que se refiere a las candidaturas independientes de Jaime Rodríguez Calderón y Armando Ríos Piter, ya se da como un hecho que el Instituto Nacional Electoral las descalificará por tener inconsistencias e irregularidades en las firmas que avalaron sus candidaturas.

La investigación de la legalidad de las firmas y la dispersión en 17 entidades que está realizando el INE ponen contra la pared al Bronco y al Jaguar y, seguramente en la sesión del 29 de marzo que tendrá ese instituto, les negará el registro, con lo que quedarán impedidos para arrancar sus campañas al día siguiente.

Por si fuera poco, El Bronco tiene complicaciones legales con los tiempos de la licencia que solicitó al Congreso local, en virtud de que ésta concluye el 1 de julio, por lo que nuevamente será gobernador, y ya que el proceso electoral continúa, no puede llevar las dos camisetas.

Como se ven las cosas, estos cambios en la boleta presidencial derivados de violaciones graves al Estado de derecho, son presagios de mal agüero de lo que podría venir con los resultados de la elección.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.