Bloque opositor por México
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Bloque opositor por México

COMPARTIR

···

Bloque opositor por México

20/06/2019
Actualización 20/06/2019 - 14:14

El acuerdo de los partidos políticos –PAN, PRI, MC y PRD– para frenar la revocación de mandato como la desea el presidente López Obrador, representa la acción más relevante en cuanto a contrapesos al Ejecutivo que se ha hecho hasta ahora en el ámbito de la política, y marca un parteaguas en las relaciones partidistas de estos cuatro organismos que, de seguir así, seguramente representarán una opción ganadora para 2021 y, por supuesto, para la próxima elección presidencial.

El encaprichamiento de AMLO por la revocación de mandato no es una idea original, es un refrito de lo que hizo Hugo Chávez durante su primer periodo presidencial y que anunció desde campaña: “Si el pueblo no quiere que siga como presidente, yo me voy”. Esa máxima representa el prototipo de los gobiernos populistas instaurados en algunos países del continente americano.

Después de ser aprobada la revocación de mandato en la Cámara de Diputados se turnó a la colegisladora; y es en esa instancia en donde está estancada, y, como se ven las cosas, de ninguna manera prosperará.

Decíamos en otra colaboración que los senadores del PRI enfrentan una serie de presiones, tanto de sus correligionarios, alentados por la renovación de su dirigencia, como por miembros preeminentes de Morena para que se sumen a la causa de López Obrador. Sin embargo, tanto Claudia Ruiz Massieu, lideresa de ese partido, como los gobernadores y, por supuesto, los mismos senadores, cerraron filas por una causa superior, que es México.

“Claudia Ruiz Massieu: En el PRI no apoyaremos la supuesta revocación de mandato como está planteada actualmente. En una democracia, esta tiene que ser un instrumento ciudadano que fortalezca la relación entre los mexicanos y el Poder Ejecutivo”, precisó.

Por su parte los panistas, comandados por Marko Cortés han sido la oposición responsable y coherente a los largo de la gestión del nuevo gobierno, ya que se han mantenido firme en criticar todas las acciones de AMLO que han minado la confianza de los mercados e inversionistas, amén por supuesto, de colocar en condición de precariedad a cientos de miles de mexicanos que se han visto afectados por las decisiones del tabasqueño. La última, el desplome en 88 por ciento del empleo formal.

“Marko Cortés: No hagamos reformas electorales a modo para los que gobiernan, nuestra democracia debe empoderar a los ciudadanos y mantener los contrapesos de poder, no podemos retroceder”, señaló.

Lo que queda del PRD también ha mantenido su lacerante crítica, particularmente desde el Congreso, en donde un día, tanto diputados como senadores, critican al presidente y a sus colaboradores, y otro, también. Verónica Juárez y diversos liderazgos como Miguel Ángel Mancera han sido firmes en su postura.

También Dante Delgado, jefe supremo de Movimiento Ciudadano, ha abanderado una causa que le generan más simpatías entre la población.

No habrá revocación de mandato, ni el 21 de marzo de 2021, ni el día de la elección y así nos iremos hasta el término de la gestión obradorista.

Desde luego, existe la tentación de que en una de esas consultas populares a mano alzada que hace Obrador, obtenga su anhelado sueño, pero de eso a que constitucionalmente logre la revocación de mandato es otra cosa.

La aspiración de reelegirse es la piedra angular de todo el asunto y es allí en donde los senadores de oposición tienen la lupa, pues a pesar de las mañosadas y de compromisos firmados por el titular del Ejecutivo, no prosperará ni la revocación de mandato, y ni la supresión del INE, ni tampoco los cambios constitucionales al artículo 35 que habla, entre otros temas de las consultas populares.

Morena tiene que poder procesar sus campañas electorales sin la cobertura o el apoyo del presidente de la República; no se entendería un Estado democrático donde el (Ejecutivo federal) se mantenga en campaña con la búsqueda de lograr más curules en el Congreso de la Unión y su reelección como presidente de la república.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.