Avanza Sinaloa sobre las adversidades
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Avanza Sinaloa sobre las adversidades

COMPARTIR

···
menu-trigger

Avanza Sinaloa sobre las adversidades

20/11/2018

La entidad ha sufrido el embate de tormentas tropicales y ciclones, además de los coletazos de la delincuencia. Sin embargo, Sinaloa está de pie y con un futuro halagüeño a corto y mediano plazo por el propio trabajo de los sinaloenses y su gobernador.

También, ante un escenario inédito para los mandatarios de las 32 entidades del país por la creación de la figura de los superdelegados, amén de un sinfín de adecuaciones que ha sufrido la administración pública, tienen que desplegar todas sus habilidades políticas para que no padezcan limitaciones en el ejercicio de sus funciones, sobre todo a la hora de contar con el presupuesto necesario para cumplir con sus gobernados.

Los gobernadores emanados del PAN, PRI y PRD tendrán un reto formidable en este nuevo entorno, en el cual habrá una responsabilidad compartida y eso debe obligarlos a consolidar los puentes de entendimiento con el equipo del Presidente entrante.

Mientras ello ocurre, varios titulares del Ejecutivo estatal están presentando sus informes de gobierno, como es el caso de Sinaloa, que a decir de su gobernador priista Quirino Ordaz Coppel, se viven momentos de pluralidad política y social, en donde el reto es pasar de la diversidad a los acuerdos; por ello se ha reunido con Andrés Manuel López Obrador y con algunos miembros de su futuro gabinete, además de haber sostenido reuniones con senadores y diputados federales y locales, así como con presidentes municipales de todas las fuerzas políticas, con la finalidad de trabajar por un proyecto que se llama Sinaloa.

“Soy un hombre de convicciones, porque creo que hay valores superiores por encima de nuestras diferencias ideológicas. Soy un hombre de palabra y creo en la congruencia. Hablo claro y me gusta trabajar en equipo”. Categórico, se autodefine.

Ciertamente el oriundo de Mazatlán no es un hombre de conflictos y se ha caracterizado, desde que era diputado federal, por buscar hasta por debajo de las piedras voluntades para que a su estado le vaya bien. Al final de cuentas, lo que importan, dice, son los ciudadanos y en particular aquellos sectores de la sociedad más vulnerables.

En el segundo año de gobierno de Ordaz Coppel destacan las grandes obras de infraestructura, como las carreteras, tres nuevos hospitales, la pavimentación de mil calles y la histórica inversión extranjera de mil 500 millones de dólares en el bienio.

Quirino Ordaz hizo una síntesis de lo que su gobierno ha hecho en diversos temas, particularmente en pasivos acumulados en otras administraciones. “Se han pagado más de mil millones de pesos de deuda y no se ha contratado nueva deuda a largo plazo”, pasando por las reformas institucionales y llegando a temas como educación, salud, seguridad, desarrollo económico y bienestar a la familia.

Ordaz Coppel se refirió a acciones realizadas en su segundo año de mandato, sobre todo a las obras estratégicas, como es la carretera Badiraguato-Parral, la cual se inició con 600 millones de pesos de recursos totalmente estatales, pero que será apoyada por el próximo presidente Andrés Manuel López Obrador para concluirla y con concreto hidráulico.

Otra obra similar realizada sólo con recursos estatales, es la carretera Los Mochis-Topolobampo, la cual será inaugurada la próxima semana por el presidente Enrique Peña Nieto, y en la cual se invirtieron 500 millones de pesos para sustituir el asfalto por concreto hidráulico a lo largo de sus 24 kilómetros.

En materia de seguridad, se refirió a la construcción de la Base de la Policía Militar “El Sauz”, construida en 100 hectáreas en la sindicatura de Costa Rica, a 15 kilómetros de Culiacán. Ordaz Coppel informó que albergará a tres mil 500 elementos de la Policía Militar y sus familias.

Sinaloa cuenta ahora con 500 nuevos policías estatales y municipales, y con recursos propios del estado se adquirieron 270 nuevas patrullas, mil 980 cámaras de videovigilancia ubicadas en 838 puntos en las zonas más conflictivas de la ciudades.

El mayor desafío que tiene este estado, al igual que la mayor parte del país, es la inseguridad pública, por ello se trabaja con denuedo para que se supere la coyuntura, brindando oportunidades de desarrollo para todos los sinaloenses. “Somos muchos más la gente honrada y trabajadora, no en balde somos el productor de alimentos número uno del país, y vamos por el liderazgo en más en sectores como el turismo, servicios y hotelería”, destacó Quirino Ordaz.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.