AMLO no debe estar en otra boleta electoral
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

AMLO no debe estar en otra boleta electoral

COMPARTIR

···

AMLO no debe estar en otra boleta electoral

07/10/2019

Los senadores de todos los partidos están abriendo la puerta a la reelección presidencial y a que los mexicanos vivamos en encono electoral permanente por la irrupción de la revocación de mandato al orden constitucional. Los legisladores no han caído en la cuenta del brutal impacto que tendría la aprobación de esta figura en la democracia que ya de suyo, está altamente cuestionada por la mayoría de los ciudadanos en cuanto a su eficacia para dotarlos de mejores condiciones de vida.

Unos, lo de Morena y aliados, por apoyar la obstinación del presidente de la República y otros, los de oposición, PAN, PRI MC y PRD, por permitir que el tema de la revocación de mandato y consultas populares ya esté en la agenda legislativa, por lo que se discutirá en las próximas dos semanas.

Los diversos matices que se hacen en las negociaciones en torno al asunto son irrelevantes, ya que de todos modos van a incorporar esta figura que trastoca todo el orden constitucional existente en la materia.

Rescato las declaraciones del coordinador parlamentario del PAN en el Senado, Mauricio Kuri González, al precisar que no hay coincidencia ni en fecha ni en formas sobre la revocación de mandato, por lo que López Obrador no estará en la siguiente boleta presidencial. También dejó claro que el Senado es la última frontera para cualquier cambio de absolutismo constitucional, por lo que PRI, PRD y MC deben asumir sus responsabilidad con los ciudadanos con un bloque de contención que frene en general “todas las ocurrencias de los cambios constitucionales”

El fondo del asunto, y por esa la terquedad presidencial, es que la revocación de mandato abre la puerta de la reelección presidencial en virtud de que se deja en manos de las consultas populares temas como la permanencia del titular del Ejecutivo en su cargo, ya sea en su sexenio o más allá de los tiempos que ahora precisa el artículo 83 de la Carta Magna, que prohíbe expresamente la reelección.

Otro punto relevante a considerar es que si cada tres años los gobernadores y el presidente de la República serán sometido a un referéndum popular para saber si se queda o abandona el cargo, los mexicanos estaríamos todo el tiempo inmersos en la polarización política y social porque cada tres años tendríamos que decir sobre ello.

Se estaría siempre en periodo de elecciones, con el consabido desgaste tanto en los asuntos torales del país, ya que estos dependerán de las negociaciones políticas o enconos entre las diversas fuerzas políticas por las elecciones o revocaciones de mandato en turno y no por lo que le conviene al país.

El presidente López Obrador manda con el señuelo de la democracia participativa a la revocación de mandato, para que, posteriormente, mediante la consulta popular, pueda reelegirse.

Este el quid del asunto, lo demás son patrañas pseudodemocráticas para ocultar la aviesa intensión de terminar con el mandato constitucional que expresamente prohíbe la reelección presidencial.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.