AMLO, en el lado equivocado de la historia feminista
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

AMLO, en el lado equivocado de la historia feminista

COMPARTIR

···
menu-trigger

AMLO, en el lado equivocado de la historia feminista

06/03/2020
Actualización 06/03/2020 - 12:40

El presidente López Obrador se obstina en descalificar la movilización de las mujeres para el día 8 y el paro del siguiente día y con ello ha quedado situado definitivamente del lado equivocado de la historia feminista.

El proceso de empoderamiento de la mujer en nuestro país es irreversible, así como la enorme lucha que han emprendido por denunciar la violencia de género y la impunidad.

Desde luego, el asunto no solo tiene que ver con los temas de inseguridad, sino también con la igualdad de oportunidades en todos los campos de la economía y en general de la sociedad.

La decisión del jefe del Ejecutivo federal tendrá costos irreversibles en su proyecto político, aunque lo más importante es privarse de abanderar una causa que tendrá inéditas conquistas.

El apoyo mayoritario de los empresarios a la causa feminista, habla de una iniciativa privada comprometida con las féminas.

En la conmemoración del 45 aniversario del Día Internacional de la Mujer, el ocho de marzo, por ejemplo, la International Chamber of Commerce México (ICC México) ha refrendado la necesidad de una acción concertada entre gobierno, empresas y sociedad para garantizar que las mujeres tomen su legítimo y necesario papel en la economía y en la competitividad nacional y global.

Y es que, aun representando más de la mitad de la población, la contribución de las mujeres a la actividad económica mundial está muy por debajo de su potencial. Tanto es así, que el Fondo Monetario Internacional (FMI) estima que la subutilización de la fuerza laboral femenina da como resultado una pérdida del PIB de hasta 27 por ciento.

Además, de los 865 millones de mujeres en todo el mundo que tienen el potencial de contribuir más plenamente a sus respectivas economías, 812 millones viven en economías menos desarrolladas y en desarrollo.

En el caso de México, en cuanto a los ingresos laborales, las mujeres perciben remuneraciones más bajas que los hombres. Esta brecha es más acentuada en la población en situación de pobreza: en 2016 los datos mostraban que las mujeres ganaban una quinta parte menos que sus pares, aun cuando posean el mismo nivel educativo. (Coneval, 2016).

El 40 por ciento de la población ocupada en el sector formal mexicano, 22.032 millones, son mujeres (según refiere el Inegi 2019), sin embargo, esto no significa que contribuyan con 40 por ciento del valor de la producción mexicana; y es que 80 por ciento de las mujeres empleadas se desempeña en el sector comercio y servicios (servicios educativos, hotelería, restaurantes, enfermería, entre otros), mismo que genera un menor valor en términos del Producto Interno Bruto (PIB) en comparación con otros sectores como los de la construcción o manufactura.

Todos los días las mujeres mexicanas realizan labores por un valor de 60 mil millones de pesos (mdp). Sin embargo, de este total, sólo 33.3 por ciento es remunerado, y el resto no, de acuerdo a estimaciones del Observatorio Internacional de Salarios Dignos (OISAD).

Así, que ya con el permiso en sus trabajos, las mujeres podrán permanecer en sus domicilios el próximo nueve de marzo y con ello poner la atención del mundo en México. Otro mal precedente para el gobierno de la auto llamada 4T.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.