Aborto, a discusión nacional
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Aborto, a discusión nacional

COMPARTIR

···
menu-trigger

Aborto, a discusión nacional

11/03/2019

El eterno debate sobre el aborto, en donde confluyen perspectivas y visiones diferentes, que van desde las consideraciones morales, éticas y religiosas, hasta los aspectos de salud pública, está otra vez en el ojo del huracán con los recientes cambios a la legislación de Nuevo León, en la cual se penaliza el aborto desde el momento de la concepción. Ante ello, Ana Lucía Riojas Martínez, diputada federal independiente, advirtió que penalizarlo es muestra de que “todavía creen que somos de su propiedad y sienten la legitimidad de decidir por nosotras. No están defendiendo ninguna vida, no se equivoquen, lo que están defendiendo es la injusticia, es la desigualdad. Lo que están defendiendo es un Estado hipócrita.

“Se viene una batalla muy importante, un tema por el cual muchas mujeres han sido encarceladas o han muerto; la interrupción legal del embarazo, el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos sin que esto nos cueste la libertad o la vida”.

La mujer o la niña que ya decidió terminar su embarazo, lo hará, independientemente de la seguridad y legalidad del procedimiento. Y por encima de cualquier juicio moral o religioso.

Países como México, Venezuela, Brasil, Paraguay o Chile, contemplan la legalidad de la interrupción, a nivel federal, sólo en casos de violación o de que corra peligro la madre.

La legisladora sin partido expresó que “en México parece que sólo después de ser violadas podemos decidir.

“Para construir un país justo, en el que se respeten los derechos de todas las personas y se combata la desigualdad, debemos entender que nuestra responsabilidad como tomadoras y tomadores de decisiones está en velar por estos intereses y no en privilegiar nuestras convicciones personales o incluso, a veces, religiosas”, sentenció.

En San Lázaro el debate se ha tornado álgido y en el que predomina, más allá de ideologías, el derecho a decidir de las mujeres.

El dato duro es que el 12 por ciento de todas las muertes de mujeres en América Latina y el Caribe se debieron a abortos inseguros, por lo que es necesario que el Estado regule y garantice el derecho a las mujeres a decidir.

Así, la legisladora Lorena Villavicencio Ayala (Morena) hizo un llamado a la necesidad urgente de despenalizar la interrupción del embarazo antes de las 12 semanas en todo el país, y con ello garantizar la salud y la no criminalización de las mujeres que así lo decidan.

Guadalupe Almaguer Pardo dijo que se trata de “un problema de salud pública, que no de un asunto moral”, así como de educación sexual y reproductiva de las mujeres, que actualmente no ha sido contemplado en las legislaciones mexicanas.

“Más de la mitad de las constituciones estatales han sido enmendadas, las cuales ahora definen la vida desde el momento de la concepción, como el miércoles pasado lo hizo Nuevo León. No sé de qué aplauden, eso es criminalizar, criminalizar a las mujeres”, manifestó.

En toda América Latina y el Caribe sólo tres de 49 países cuentan con una legislación que legaliza el aborto, lo que representa que en 92 por ciento de los países sea ilegal esta práctica, aunque en algunas entidades, como la Ciudad de México, operan con excepciones.

En el Senado, mientras que la Marea Verde toma posiciones en favor del aborto legal para todo México, Lilly Téllez, senadora de Morena, aseguró que está en contra del aborto porque se trata del asesinato de una persona y que el pañuelo verde significa muerte.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.