Las Encuestas

Latinobarómetro: otro pulso de la pandemia

Es momento de mirar también las percepciones, la manera en que las sociedades latinoamericanas se sienten, y saber si predomina el optimismo o el malestar.

Alejandro Moreno

Las Encuestas

El estudio Latinobarómetro es una de las encuestas más esperadas, por sus temáticas, por el comparativo que ofrece entre las sociedades de América Latina y el Caribe, y por las series de tiempo de preguntas que ya cumplen 25 años y que reflejan las tendencias en el estado de ánimo de las poblaciones de la región. El estudio más reciente, realizado en 2020, resulta particularmente interesante, no sólo porque es un año de aniversario de plata para las mediciones que iniciaron en 1995, sino porque se hizo en plena pandemia. Sus datos nos van a dar una idea del posible impacto en las actitudes y valores de las sociedades latinoamericanas.

No fue fácil hacer esta edición del estudio, y tampoco era seguro que se lograra, dadas las condiciones. En su momento se consideraron metodologías alternativas para facilitarlo; pero al final se mantuvo la metodología con entrevistas cara a cara en vivienda en 17 de los 18 países, aprovechando una ventana de oportunidad entre octubre y noviembre de 2020. La excepción fue Argentina, donde no hubo las condiciones propicias y se optó por una metodología online en 2021.

Algunos resultados de la encuesta Latinobarómetro ya se han dado a conocer desde ayer: la revista británica The Economist ha tenido tradicionalmente la mano en la difusión desde hace por lo menos década y media, y espero que pronto veamos desgloses más detallados, algunos de ellos en estas páginas de EL FINANCIERO. Entre los temas clásicos del Latinobarómetro están el apoyo a la democracia, la satisfacción con el funcionamiento de la democracia, el apoyo a un gobierno autoritario y la confianza en las instituciones. Va a ser muy interesante ver si en México han tenido algún efecto en esos indicadores tanto de la pandemia como el gobierno de la 4T.

¿Qué tanto cambiaron las actitudes políticas de la sociedad mexicana entre 2018 y 2020? ¿Ha habido, como esperaría el presidente López Obrador, una transformación en las expectativas y valores de la gente? ¿Se han registrado cambios significativos en las percepciones de la ciudadanía acerca del rumbo del país y el combate contra la corrupción? ¿Ha cambiado la forma como vemos a las instituciones y al propio gobierno durante la denominada cuarta transformación? ¿Cómo han incidido las crisis sanitaria y económica en la valoración de las instituciones y de la democracia? Los datos ‘duros’ son contundentes: los decesos a causa de Covid-19 en la región han sido altos, y también ha habido desempleo y un aumento de la pobreza en la región. Es momento de mirar también las percepciones, la manera en que las sociedades latinoamericanas se sienten, y saber si predomina el optimismo o el malestar.

Surgen muchas preguntas, y el estudio Latinobarómetro nos permitirá ir formulando algunas respuestas, así que mi intención con estas reflexiones de hoy es inculcarle a usted la curiosidad sobre los resultados de este importante estudio internacional. La encuesta es responsabilidad de la Corporación Latinobarómetro que preside Marta Lagos desde Santiago de Chile, a quien he tenido la oportunidad de acompañar paso a paso en la preparación y realización del estudio desde 2010 de manera directa, y desde tiempo antes como miembro del consejo asesor internacional. Durante sus 25 años, la encuesta Latinobarómetro se ha vuelto una referencia fundamental sobre la opinión pública latinoamericana. Es una fuente de datos que suele tener la atención de tomadores de decisiones, tanto de los gobiernos nacionales como de organismos internacionales. Pero también de la ciudadanía. Y no es para menos: la encuesta, que nos ha orientado sobre las preferencias políticas y económicas, sobre los valores y creencias sociales en la región, ahora nos revela también la resiliencia de la gente y su capacidad de adaptación ante la pandemia de coronavirus.

Por si fuera poco, el estudio Latinobarómetro 2020 también ofrece, junto con sus mediciones típicas de apoyo a la integración económica, una mirada a cómo las y los latinoamericanos ven los asuntos como la migración, el cambio climático y el avance de la inteligencia artificial. En sus inicios, preguntas como esas hubieran sido como una mirada al futuro, pero hoy son cuestiones actuales que preocupan y ocupan a los gobiernos, a la sociedad civil y a los organismos internacionales.

Concluyo con una felicitación a la Corporación Latinobarómetro, a sus investigadores y a sus donantes por haber logrado hacer el estudio 2020. En una sesión de trabajo con Marta Lagos en el verano de 2020, contemplamos el escenario de no contar con estos datos en un momento tan crucial. Afortunadamente ese escenario no se dio. Sí hay datos. Ahora hay que irlos conociendo y analizando.

Advertising
Advertising