“Todo mundo tiene un plan, hasta que los golpean en la boca”
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

“Todo mundo tiene un plan, hasta que los golpean en la boca”

COMPARTIR

···
menu-trigger

“Todo mundo tiene un plan, hasta que los golpean en la boca”

06/05/2020
Actualización 06/05/2020 - 13:59

Esta es la primera crisis en la cual los millennials se estrenan como parte del mercado laboral y ya ocupando posiciones destacadas en el terreno de los negocios, la sociedad y la política. ¿Modificarán su forma de pensar y tomar decisiones?

Encaja perfecto la frase atribuida a Mike Tayson: “Todo el mundo tiene un plan, hasta que los golpean en la boca”.

Los avances tecnológicos, la revolución de la comunicación y el cambio permanente provocaron en los jóvenes una manera de percibir el futuro muy diferente a la de las generaciones anteriores. Ahora, enfrentan el aislamiento, el derrumbe de la economía mundial y el cuestionamiento sobre la globalización.

¿Transformarán su forma de pensar y actuar? No lo sé y por eso planteo las siguientes reflexiones como preguntas.

1.- Previo al Covid-19, infinidad de cosas se movían a la 'velocidad de internet' y la filosofía era vivir al día, sin ahorro. En este momento existe una crisis que impacta al poder de compra y las adquisiciones básicas se detienen. ¿Incidirá en una mayor preocupación para construir un colchón contra imprevistos?

2.- Una de las características de la nueva generación de hacer negocios era basarse en la globalización, tanto en términos de insumos como de mercado. Hoy se han cerrado las fronteras y está presente una ola nacionalista. ¿Virarán el enfoque de las empresas hacia las actividades domésticas?

3.- La planeación era para viejitos. “Esto va tan rápido que primero probamos y luego se implementa con rapidez”, decían. ¿Seguirán esa operación? Porque la realidad nos puede conducir en ocasiones a situaciones terribles, que si no 'remamos' para alejarnos de ellas, las cosas pueden terminar muy mal.

4.- La manera de vivir respondía a otros paradigmas. Con departamentos exageradamente pequeños, compartiendo espacio en comunidad y la elevada movilidad llevaba a que se perdiera interés por adquirir una vivienda. ¿Cómo pensarán? ¿Buscarán protegerse con un bien raíz propio? ¿Querrán áreas más grandes después de la cuarentena?

5.- Con esta preferencia por la rapidez, se tendía a lo preparado, a la contratación de todos los servicios posibles por parte de terceros. ¿Cómo actuarán quienes cocinaron sus alimentos y limpiaron sus casas? ¿Habrá más 'hágalo usted mismo'?

6.- Ya hemos comentado en esta columna que los jóvenes han retrasado el vivir en pareja y tener hijos. ¿Cambiará la percepción sobre la familia al haber permanecido dos meses solos?

¿Cuáles crees que serán los nuevos paradigmas al terminar el efecto de Covid-19? Coméntame en Instagram: @atovar.castro y Twitter: @albertotovarc

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.